Empresas

Grupo IAMSA interesado en concesión de trenes

Para estar más cerca de sus pasajeros, IAMSA, grupo del que ETN y TAP forman parte, buscará la concesión para la operación de los trenes que unirán la Ciudad de México con Toluca y Querétaro, dijo su presidente Roberto Alcántara.
Notimex
02 mayo 2014 9:0 Última actualización 02 mayo 2014 9:29
ETN

(Tomada de internet)

DUBLÍN.- El Grupo Inversionistas en Autotransportes Mexicanos (IAMSA), del que forman parte VivaAerubus, ETN y TAP, busca la concesión para la operación de los trenes que unirán la Ciudad de México con Toluca y Querétaro “para estar más cerca de nuestros pasajeros”, afirmó su presidente Roberto Alcántara.

En Dublín, en el marco de la Conferencia de Negocios México-Dublín, que se realiza desde el miércoles y concluirá hoy viernes, indicó a Notimex que el gobierno federal está haciendo un gran esfuerzo en esos proyectos “que traerán muchos beneficios”.

Afirmó que México tiene que hacer todavía mucho en materia de conectividad y en esa materia hay muchas oportunidades.

Consideró que los proyectos ferroviarios van a crear muchos beneficios, muchas oportunidades de inversión, se incorporarán nuevas tecnologías y mejoras para el desempeño de la economía y la calidad de vida de los mexicanos.

“Los nuevos trenes traerán muchos beneficios para la economía, la va a hacer más eficiente, más competitiva, pero también incidirá positivamente en la sociedad, va a mejorar la calidad de vida, dará oportunidad de un transporte cómodo, seguro, a más bajo precio”, señaló.

Agregó que evitarán la contaminación y que la gente pierda el tiempo en sus traslados, entre otros muchos beneficios.

Alcántara explicó ante empresarios mexicanos e irlandeses la estrategia de VivaAerobús así como de la línea de autobuses Flecha Amarilla.

Sobre VivaAerobús, recalcó que tradicionalmente en México, la aviación se ha concebido para un grupo selecto de personas, con alto poder adquisitivo “y necesitamos que ese servicios no sea exclusivo de un grupo selecto”.

Precisó que en México, tan solo un 10 por ciento de la población puede permitirse viajar en avión. “El poder adquisitivo es bajo y el avión es caro”, subrayó.

Al participar en una mesa panel junto con el director de Intel Labs-Europa, Martin Curley y el director regional de Proméxico para Europa, Medio Oriente y África, Carlos Sánchez Pavón, dio a conocer que recientemente compraron 52 aviones Airbus 320 para renovar su flota.

“Buscamos tener las tarifas más bajas y estar más cerca que nadie de nuestros pasajeros, tener los costos por asiento más bajos, el mayor tráfico de pasajeros, la mayor cobertura de rutas y lograr el mejor servicio al cliente”, aseguró.

Asimismo, tener el mayor número de vuelos a tiempo, la menor pérdida de equipaje y el menor número de cancelaciones.