Empresas

Grandes autotransportistas duplican flota en una década

En 10 años,  las grandes empresas de autotransporte que operan en México aumentaron un 113.5% su número de unidades a 222 mil 352. Firmas como Transportes Monterrey, Autotransportes Tres Guerras, y Transportes Castores, son las que están consolidando el sector.
Everardo Martínez
07 septiembre 2016 21:40 Última actualización 08 septiembre 2016 4:55
Transportes Castores

Transportes Castores es uno de los principales competidores. (Especial)

En una década, las grandes empresas de autotransporte que operan en México duplicaron el número de unidades tanto de tracción, como de remolque.

Firmas como Transportes Monterrey, Autotransportes Tres Guerras, y Transportes Castores, que tienen más de 100 unidades cada una, están consolidando el sector, de acuerdo con Humberto Treviño, extitular de la subsecretaría de Transporte de la SCT.

En 10 años, el número de unidades creció 113.5 por ciento, al llegar a 222 mil 352, de acuerdo con datos de la Dirección General de Autotransporte Federal.

Mientras que las grandes empresas tenían el 21.6 por ciento del total de las unidades en 2005, ahora poseen el 27.6 por ciento, 6 puntos porcentuales más.

En contraste, el hombre-camión, que tiene entre 1 y 5 vehículos, pasó de contar con el 30.3 por ciento de la oferta, al 25.6 por ciento, una caída de 4.7 puntos porcentuales.

El desarrollo económico de regiones como el Bajío y el norte del país hicieron que las grandes empresas y exportadoras crecieran más y también lo han hecho los grandes transportistas al aumentar flota y consolidar firmas más pequeñas

Las grandes compañías manufactureras se acercan con los transportistas de mayor tamaño, en tanto las firmas más chicas se juntan con los hombres-camión o pequeñas y medianas empresas.

“Es lógico. Si produces miles de toneladas te acercas a quien puede transportarlas sin inconvenientes y te puede ofrecer una sola tarifa por el flete completo. No se hace contratando a muchas empresas, porque no se consiguen los mismos costos de transportación”, expuso el extitular de la SCT.

Ricardo Díaz, director de mercadotecnia de TIP México, empresa que tiene el 25 por ciento del mercado de arrendamiento de cajas y tráilers en México, señaló que en la búsqueda de transportistas con mayor nivel de profesionalización del servicio, las tarifas sufren un incremento porque se agregan mejoras en seguridad, comunicación, control y servicio para el usuario que se le transfieren al final del día.

Entre enero y mayo de 2016, el sector del autotransporte de carga registró un aumento de 17.3 por ciento en sus ventas, respecto al mismo periodo de un año antes.

La profesionalización de las empresas del autotransporte se refiere al uso de la tecnología disponible para hacer más eficiente el servicio. En otras palabras, es utilizar sistemas de seguridad y rastreo de unidades convenientes para dar seguimiento a los fletes.

Además implica la operación de tráilers y remolques con capacidad de realizar los encargos sin que se detenga la cadena logística para que se garantice la entrega de las mercancías en tiempo y forma.

También comprende el uso de sistemas de pago de cuotas carreteras y otros servicios e insumos necesarios para la operación. Entre 2005 y 2015, el número de empresas grandes aumentó 42.2 por ciento, al llegar a 837 firmas, aunque sólo representan el 0.5 por ciento del total de compañías del sector.

LAS VENTAJAS

Elías Dip, presidente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, consideró que las grandes empresas han crecido en número y en participación de mercado, debido a que los gobiernos les dan ventajas con la Norma Oficial Mexicana 012 de Pesos y Dimensiones.

“Los fulles (tráilers que llevan doble remolque) son permitidos en México, los cuales transportan hasta el doble de un camión sencillo y además sobrepasan lo dispuesto en la Norma”, dijo el empresario.
El autotransporte mueve 523 millones de toneladas anualmente, el 81 por ciento del total de la carga terrestre en México, el otro 19 por ciento es vía ferrocarril.

Manuel Molano, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, señaló que hace falta aplicar dicha norma, puesto que los fulles con sobrepeso dañan las carreteras.

“La norma dice que los fulles más grandes pueden cargar hasta 75.5 tonelas, hay veces que van con más de 130. Bajo esas condiciones, en los próximos años se podría esperar que continúe la misma tendencia de consolidación del sector”, agregó.