Empresas

Gobierno y empresas invertirán 21 mil 735 mdp en segundos pisos

En el sexenio se construirán cinco vialidades elevadas en distintas entidades. Estos proyectos beneficiarán a los viajeros que van del DF a Cuernavaca y Acapulco. En el caso de Puebla, tras un pleito legal, se construirá un segundo piso en lugar de un libramiento.
Ana Valle
29 abril 2014 20:47 Última actualización 30 abril 2014 5:0
Transito en segundo piso

Transito en segundo piso

El Plan Nacional de Infraestructura (PNI) contempla una inversión de 21 mil 735 millones de pesos en la construcción de 5 nuevos pisos para los siguientes 4 años.

El segundo piso más importantes por monto de inversión será el que se localizará en Puebla, sobre la carretera México-Veracruz, de la Planta de Volkswagen al Estadio Cuauhtémoc, con un desembolso de 10 mil 500 millones de pesos.

En seguida se encuentran otras vialidades elevadas, como el viaducto Indios Verdes-Santa Clara, con una inversión de 5 mil 556 millones de pesos; el segundo piso de la México-Toluca con 3 mil 500 millones de pesos; la conexión del DF con la caseta de Tlalpan con una inyección de 2 mil millones de pesos; y el viaducto elevado Palmira en Morelos, con una inversión de 179 millones de pesos.


Roberto Solano, analista de construcción de Monex, mencionó que se trata de proyectos interesantes que se pueden conjugar con otros ya existentes para crear sinergias para las empresas que los desarrollarán.

“Dentro de este entorno, en el Distrito Federal y Zona Metropolitana tenemos que las empresas que podrían tener mayor participación son OHL, ICA y Pinfra porque ya tienen proyectos en la ciudad de este tipo”, añadió Solano.

Un analista de infraestructura destacó que varios de estos proyectos ya tienen una empresa detrás para su desarrollo, ya sea porque se trata de una extensión o desdoblamiento de sus concesiones o porque sería ‘idóneo’ que se dieran continuidad a las obras que arrancaron.

Por ahora, el segundo piso de la México-Toluca es construido por Pinfra, como parte de un desdoblamiento de su concesión en dicha autopista.

Con anterioridad, el subsecretario de Infraestructura de la SCT, Raúl Murrieta, había comentado que están por liberarse los derechos de vía y por eso no se había anunciado oficialmente el inicio de esta obra.

Para el caso del segundo piso que irá del DF a la caseta de Tlalpan, el gobierno local arrancó las obras de adecuación preliminares para conectar el Viaducto Tlalpan con la Autopista Urbana Sur.

Murrieta había explicado que de los 7 kilómetros de longitud de la vialidad, 2 de ellos serán construidos por IDEAL e ICA como un desdoblamiento de su concesión de la Urbana Sur, quedando por adjudicarse los otros 5, que podrían ser también una extensión o licitados.

En el caso del segundo piso de Puebla, el proyecto podría ser adjudicado a OHL México en compensación por el fallo de un litigio a favor del gobierno estatal por el Libramiento de Puebla.

Algunos de estos segundos pisos ya habían sido contemplados desde el sexenio anterior y no habían sido puestos en marcha, como es el caso del Indios Verdes-Santa Clara.

PARQUES INDUSTRIALES Y AICM, LOS AUSENTES

El desarrollo de grandes parques industriales, la ampliación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), además de la programación del inicio y conclusión de las obras, fueron los grandes ausentes del Programa Nacional de Infraestructura (PNI), consideraron expertos.

Alejandro Villarreal, socio de infraestructura de BDO México, comentó que uno de los claros faltantes en el plan es la inversión en parques industriales como el que se lanzó en Hidalgo, el Proyecto Platah.

“No se trata sólo de ampliar puertos o crear infraestructura carretera, sino de crear plataformas logísticas integrales, que ayudan a abrir las puertas de México al mundo”, dijo el especialista.

En el documento no se encuentra ningún desarrollo de este tipo, aunque se menciona que uno de los ejes rectores del PNI es la ‘conectividad logística’.

Otro de los grandes proyectos esperados y que estuvieron ausentes del PNI era la ampliación del AICM.

Leonardo Esteves, director de asesoría financiera de infraestructura de KPMG, estimó que el proyecto del aeródromo podría no arrancar este año sino hasta 2015, por lo que luciría complicado que comience a operar antes de que concluya la administración.

Los expertos comentaron que la falta de programación para el inicio de los proyectos es un factor que podría afectar su conclusión.

“Es un programa sin programación, no hay fecha de inicio de los proyectos”, dijo un exfuncionario de la SCT.