Empresas

Gobierno federal colocará sus edificios en la BMV

El Instituto Nacional de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales está trabajando en la estructuración de una Fibra con inmuebles de oficinas del gobierno federal que cotizará en la BMV, dijo Soraya Pérez Munguía, presidenta del organismo.
Ana Valle
08 octubre 2015 21:46 Última actualización 09 octubre 2015 4:55
renta oficinas (Braulio Tenorio)

(Braulio Tenorio)

Además de obtener recursos para infraestructura y energía a través de Fibra E, el gobierno federal planea utilizar el esquema de fideicomisos de bienes raíces para ganar dinero con sus oficinas.

El Instituto Nacional de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales (Indaabin) está trabajando con la Secretaría de Hacienda en la estructuración de una Fibra con inmuebles de oficinas del gobierno federal que cotizará en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En entrevista con EL FINANCIERO, Soraya Pérez Munguía, presidenta del Indaabin, explicó que la idea es incluir inicialmente los 85 inmuebles más rentables propiedad del gobierno en términos de costo-beneficio, e incluso aquellos que comparten con gobiernos locales, de modo que puedan obtener recursos para dar mantenimiento, construir e incluso adquirir nuevos edificios.

Se propuso la Fibra E, que es un certificado bursátil para temas energéticos, ese mismo ejercicio es el que estamos proponiendo para inmuebles que se usen para oficinas administrativas, estamos armando los escenarios con Hacienda, nuestra aspiración es cerrar la administración con un buen proyecto público-privado de desarrollo de oficinas

La funcionaria consideró que uno de los beneficios de tener un fideicomiso de este tipo es no requerir recursos fiscales para construir o remodelar edificios.

Hasta ahora las Fibras privadas son fideicomisos que adquieren, desarrollan y administran inmuebles, que usualmente son arrendados a terceros. Las utilidades que generan se distribuyen de forma trimestral entre los tenedores de sus Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios (CBFIs), de modo que tienen un doble beneficio: rendimiento por dividendo y por su cotización en el mercado de capitales.

La Fibra del Indaabin sería similar, aunque con los activos del gobierno.

Lo que las dependencias tienen presupuestado para pagar sus rentas se iría a la Fibra, e incluso se podría incluir a entidades de gobiernos locales que sean inquilinos o compartan el espacio con el gobierno federal, a quienes también se cobrarían rentas, en lugar de las cuotas de mantenimiento que hoy pagan a la autoridad federal, como los palacios de gobierno.

En Estados Unidos, todos los inmuebles propiedad de la nación los rentan a las mismas dependencias de gobierno, que es el mismo esquema que buscaríamos nosotros, y lo rentan a precios de mercado y la oficina que los administra se queda con el 70 por ciento para el mantenimiento, remodelación y nuevos desarrollos, y la diferencia se queda para el gobierno

Inicialmente, se arrancaría con un piloto para definir el beneficio que daría a los inversionistas.

La intención sería mostrar a las dependencias que resulta más barato arrendar por medio de la Fibra, que llevar por ellas mismas la administración de los edificios, de modo que tengan la opción de decidir si desean que Indaabin les ceda los derechos o se suben al modelo.

De acuerdo con el Indaabin, los inmuebles federales compartidos con que cuenta se clasifican en palacios federales, de los cuales registra 22; instalaciones federales compartidas, que son 6; 54 puertos fronterizos, y un centro de atención integral al tránsito fronterizo.

Da click en la imagen para agrandarla

Las tendencias descritas por los niveles inflacionarios tanto para consumidores como para productores, han mostrado rumbos opuestos.