Empresas

Gigante canadiense analiza alianza con indígenas para vender electricidad en México

La firma canadiense Grupo Atco ve en los grupos indígenas a socios potenciales para aprovechar la reforma energética en México y vender electricidad en el mercado mayorista, dijo James Delano, CEO de la firma en el país.
Axel Sánchez
17 febrero 2016 22:21 Última actualización 18 febrero 2016 4:55
Grupo Atco

Grupo Atco (Especial)

Grupo Atco, uno de los conglomerados más grande de Canadá, quiere aprovechar la reforma energética en México para vender electricidad en el mercado mayorista y ve en los grupos indígenas a socios potenciales.

James Delano, CEO de la firma en México, aseguró que Atco es la primera empresa en trabajar con comunidades indígenas en Canadá para el desarrollo de proyectos del sector energético y que en México pueden no ser la excepción.

“Nuestra empresa tiene mucha experiencia en soluciones, no es solo poner una planta, tenemos un historial sólido en hacer empresas conjuntas, somos de los primeros en trabajar con comunidades indígenas, donde participamos con ellas en proyectos conjuntos y eso es algo que vemos en México y es algo que queremos entender. Ahora para nosotros es una área muy nueva, difícil, pero empezamos a ver como podemos resolverlo”, destacó el ejecutivo en una conferencia telefónica.

Una de las asociaciones que tienen con indígenas es entre su división Atco Energy Solutions con AltaGas Utilidad Group y los inuvialuit Petroleum Corporation, empresa de indios canadienses con la cual están atendiendo a más de 900 clientes.

Sobre México, James Delano dijo que Atco trabaja con Pemex desde hace años, pero ahora ven oportunidades que pueden ir desde la generación, operación y consultoría.

“Tenemos la asociación para la cogeneración de 450 megawatts en la refinería de Tula (la cual es de Pemex)… El 25 por ciento de la capacidad energética de México tendrá que venir de privados en los próximos 15 años, y eso es una oportunidad” comentó el directivo.

En 2014, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) le adjudicó a Atco el gasoducto Ramal Tula con un valor aproximado de 50 millones de dólares para realizar el diseño, construcción y operación de un ducto de gas natural en la ciudad de Tula en Hidalgo.