Empresas

GAP y Asur quieren entrarle al negocio hotelero

Ambos administradores aeroportuarios han tenido crecimiento a doble dígito desde 2015 derivado del boom turístico, pero ahora planean construir hoteles en las inmediaciones de sus aeropuertos, principalmente en destinos con demanda de viajeros de negocios.
Everardo Martínez
31 mayo 2017 22:16 Última actualización 01 junio 2017 7:42
(Especial)

[El tráfico total sumó 1.3 millones de pasajeros en los aeropuertos de ASUR en octubre de 2013. / Cuartoscuro]

Los administradores privados aeroportuarios son los que más se han beneficiado del boom turístico en México, con crecimientos de doble dígito en tráfico de pasaje desde 2015. Sin embargo, quieren sacarle más provecho, por lo que Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y del Sureste (Asur) incursionarán en la hotelería, donde ha estado Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) desde hace 8 años.

En su reciente encuentro con inversionistas, ejecutivos de GAP, que dirige Fernando Bosque, revelaron que como parte de sus nuevas líneas de negocio analizan desarrollar hoteles dentro de sus aeropuertos.

Asur que dirige Adolfo Castro, reveló en su Informe Anual de 2016 que podrían desarrollar entre 450 y mil 300 habitaciones de hotel en un destino turístico mexicano.


Verónica Uribe, analista de Ve por Más, expuso que la muy probable incursión de GAP y Asur en ese negocio les traería incrementos y diversificación en sus ingresos y flujo operativo (EBITDA).

“En momentos de adversidad de ciclos económicos, esto les permitiría tener otras fuentes de ingreso, pero el desarrollo apuntaría principalmente en destinos con demanda de viajeros de negocios” consideró.

FOCOS:
El plan. GAP contrató a HVS Consulting & Valuation para desarrollar un hotel en Guadalajara.

El espacio. Asur tiene 130 hectáreas de un terreno en Huatulco que podría usar para desarrollar un hotel.

La opinión. Los analistas consideran que esto es positivo, porque diversificarán ingresos.

GAP, que opera aeropuertos como los de Puerto Vallarta y Los Cabos, reveló en su Informe Anual 2016 que el año pasado contrató a HVS Consulting & Valuation, para preparar planes de desarrollo comercial en donde antes estaba el hotel Casa Grande, contiguo al aeropuerto Guadalajara.

La firma ganó un litigio en 2014 por la posesión del inmueble de 300 habitaciones y tras comenzar su demolición, directivos de GAP anticiparon que levantarían otro hotel bajo la administración de una marca internacional.

El Aeropuerto de Guadalajara y GAP analizan la posibilidad para realizar un desarrollo entre 140 y 180 llaves, con una marca internacional para abrir el siguiente año o en 2019

, señalaron a El Financiero fuentes de GAP.

Con 11.4 millones viajeros al año su aeropuerto de Guadalajara es el tercer con mayor tráfico del país.

Asur dijo que tras la compra en 2008 de terrenos a Fonatur por 286.3 millones de pesos, tiene el compromiso de construir al menos 450 habitaciones.

“Somos dueños de 130 hectáreas de un terreno en Huatulco que planeamos utilizar para la construcción de un desarrollo turístico”, indicó en su último informe anual.

Huatulco es un destino con cerca de 4 mil habitaciones de hotel y el aeropuerto que lleva el mismo nombre, operado por Asur, moviliza 663 mil pasajeros al año, principalmente por motivos de recreación.

Mauricio Martínez, analista de GBM, comentó que estos proyectos están encaminados al aprovechamiento de todos los espacios físicos que contienen los títulos de concesión de los grupos aeroportuarios.

“Los aeropuertos suelen no gastar nada con estos negocios, los operadores construyen, ponen la mayor inversión, mientras que los grupos propietarios reciben ganancias, pero tienen retornos de inversión alta e incrementan su EBITDA”, agregó el experto.

Internacionalmente aeropuertos como el de Malasia tienen hoteles que dejan márgenes atractivos.

“Preferimos que se enfoquen en su negocio principal. Aunque pueden contribuir a expandir su EBITDA e ingresos, los hoteles pueden reducir márgenes a nivel consolidado”, añadió Martínez.

Para los consumidores, un desarrollo hotelero dentro de los aeropuertos les traería beneficios, sobre todo para los viajeros de negocios por cercanía y horarios.

1
EXPERIENCIA, EL ÉXITO DE OMA

 

Oma

Parte del éxito que OMA ha tenido es atribuible a sus hoteles.
Tras ocho años de operaciones el NH Collection de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) tiene niveles de ocupación superiores a 84 por ciento y le deja a OMA unos 228 millones de pesos (mdp) de ingresos al año. Además, el Hilton Garden Inn del aeropuerto de Monterrey –que opera OMA- le deja otros 84 mdp en facturación.

Con ello, los servicios hoteleros contribuyen con 26 por ciento de los ingresos no aeronáuticos de OMA, subsidiaria de ICA.

“El aeropuerto de la T2 sí es un negocio que diversifica porque depende del flujo de pasajeros del AICM, el cual es operado por el Gobierno, no así el Hilton. Eso es lo que están valorando las empresas, si en verdad implica una diversificación, una mejor oferta hotelera y los niveles de rentabilidad”, añadió Martínez.

Vicsaly Torres, directora de administración y finanzas de OMA, refirió en conferencia con analistas que buscarán nuevos ingresos comerciales. “Nuestras iniciativas comerciales en 2017 se centrarán en algunos nuevos restaurantes en Monterrey y en la mejora económica de restaurantes, en 13 iniciativas de nuevas tiendas”, mencionó.

aeropuerto