Empresas

GAP recupera el ‘trono’
de los aeropuertos

En el primer semestre de 2016, GAP transportó 15 millones 432 mil viajeros, recuperando el primer lugar que tenía desde 2006, pero que en 2015 le quitó ASUR, gracias a factores como nuevas rutas, más salas de espera y el puente transfronterizo en Tijuana. 
Everardo Martínez
23 agosto 2016 22:10 Última actualización 24 agosto 2016 4:55
Aeropuertos GAP

Aeropuertos GAP (Especial)

Un mayor número de salas de espera, bandas de equipaje, áreas comerciales y hasta un puente transfronterizo en Tijuana ayudaron a Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) a recuperar ‘el trono’ como el administrador privado de aeropuertos más grande en tráfico de pasajeros en México, por arriba de Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR) y Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA).

Al menos desde 2006, GAP había sido en México el grupo aeroportuario que atendía más viajeros, pero en 2015 perdió este lugar ante ASUR.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), GAP, que opera aeropuertos como el de Los Cabos y Guadalajara, sirvió entre enero y junio de 2016 a 15 millones 432 mil viajeros, 19 por ciento más que los 12 millones 973 mil del mismo periodo de un año antes.

En tanto que ASUR, el segundo administrador más grande en México, que maneja puertos aéreos como los de Cancún y Mérida, atendió en la primera mitad de 2016 a 14 millones 126 mil personas, 7.2 por ciento más que los 13 millones 182 mil 790 pasajeros de igual lapso de 2015.

Fernando Bosque, CEO de GAP, señaló en su más reciente conferencia con analistas, que la recuperación del liderazgo tiene que ver con la expansión de las aerolíneas.

“Factores importantes han impulsado este crecimiento (en tráfico), el más importante han sido los bajos precios del petróleo, que han liderado una significante reducción en los costos de operación de las aerolíneas, la cual han trasferido en parte a los precios de los boletos de avión. Adicionalmente, hubo incrementos en el factor de ocupación de 81.6, a 85.3 por ciento de junio de 2015, al mismo mes de 2016. Hay continuas expansiones de flota de varias aerolíneas mexicanas, específicamente de Volaris y VivaAerobus”, destacó el ejecutivo.

Con sede en la perla de occidente, GAP pudo retomar su reinado con la implementación de un Plan Maestro de Desarrollo quinquenal de 3 mil 668 millones de pesos al cierre de 2014 y aplica otro que concluirá en 2019, aún mayor, que implica inversiones de 5 mil 500 millones de pesos para atender la mayor demanda de viajeros en zonas como el Bajío, Guadalajara, Puerto Vallarta, Los Cabos, y Tijuana.

Los planes maestros de GAP han permitido la expansión de las terminales aéreas para atender más pasajeros, a la vez que el grupo apuesta por incrementar sus ingresos comerciales. La firma ha expandido sus posiciones de contacto, salas de espera, sistemas de equipaje y áreas comerciales, además de la construcción del puente transfronterizo en Tijuana.

Esto permitió que Tijuana fuera el aeropuerto que más creció en tráfico a junio de 2016, con un 33 por ciento anual, respecto al mismo mes de un año antes, principalmente por el puente transfronterizo, que puede ser utilizado por estadounidenses y mexicanos con facilidad.

A finales de julio pasado, la empresa de aeropuertos más grande del país duplicó su expectativa de crecimiento para 2016: en enero esperaba un avance de entre 6 y 8 por ciento en su tráfico de pasajeros, ahora anticipa un aumento de entre 12 y 14 por ciento.


LOS COMPETIDORES


Aunque ASUR mantiene un incremento en tráfico de pasaje, ha mostrado una desaceleración a lo largo del 2016.

“ASUR depende mucho del ritmo de crecimiento de Cancún y aunque este avanzó, no pudo superar el ritmo de crecimiento del volumen de los cinco aeropuertos más relevantes que en conjunto tiene GAP en México”, explicó Marco Montañez, analista de Vector Casa de Bolsa.

Para Alejandra Marcos, analista de Intercam Casa de Bolsa, este resultado obedece a que en México hay regiones que crecen más que otras, tal es el caso del Bajío, donde GAP tiene el aeropuerto de Guanajuato.

“En México hay un potencial de crecimiento en viajeros aéreos que se está aprovechando, sobretodo en áreas del norte del país. México tiene menos de un vuelo por persona por año, Brasil o Chile están por encima de 1.5 veces, y ese potencial puede ser aprovechado principalmente por el avance económico”, dijo Marcos.

Por debajo de los dos grupos está OMA, con un tráfico de pasaje en la primera mitad de 2016 de 8 millones 708 mil viajeros, 9.2 por ciento más que en igual lapso de 2015.

TODOS GANAN

Para los clientes de GAP, principalmente en los aeropuertos de Guadalajara, Tijuana, Los Cabos, y Manzanillo, las ampliaciones de infraestructura se traducirán en un tránsito más ágil dentro de las instalaciones.

Mientras que para GAP, los inversionistas han premiado el reposicionamiento en la industria. En los últimos 12 meses, los títulos de la empresa en la Bolsa Mexicana de Valores han dado un rendimiento de 50.4 por ciento, y cotiza en 186.7 pesos, por encima del 43.6 por ciento de OMA y del 21.9 por ciento de ASUR.

Los expertos de Santander ven la cotización de la acción en 210 pesos para el cierre de 2016, lo que implica un potencial de subida de 11.4 por ciento sobre su nivel actual.

Según datos de la empresa, el monto de sus dividendos aumentó 22.5 por ciento en un año, al pasar de 3.32 pesos por acción en 2015, a 4.07 pesos por papel en lo que va del 2016.

Da clic en la imagen para agrandarla.

emprende el vuelo