Empresas

Ganadoras y perdedoras con la debilidad del peso

Mexichem, Genomma Lab, Arca Continental, Alsea y Bachoco son las empresas que podrían verse beneficiadas con la debilidad que ha mantenido el peso, mientras que Alfa, Simec, TV Azteca, Asur y Axtel serían las perjudicadas, según un ejercicio de El Financiero.
Ana Valle y Rosalía Lara
07 diciembre 2014 18:8 Última actualización 08 diciembre 2014 8:7
ME. Ganadores y perdedores con caída del peso.

ME. Ganadores y perdedores con caída del peso.

La depreciación del peso frente al dólar no siempre es una mala noticia. Con los mínimos de 30 meses que alcanzó la semana pasada el peso, las grandes empresas mexicanas podrían ver un efecto negativo si tienen una gran parte de su deuda en dólares, o positivo, si sus ingresos están denominados en su mayoría en moneda extranjera.

Un ejercicio de El Financiero reveló que firmas como Mexichem, Genomma Lab, Arca Continental, Alsea y Bachoco podrían ser las ganadoras con el deslizamiento de la moneda nacional, al tener un alto porcentaje de sus ingresos denominado en moneda extranjera y poca deuda en dólares. Por el contrario, las que podrían verse afectadas serían Alfa, Simec, TV Azteca, Asur y Axtel, al contar con una elevada proporción de sus pasivos en la divisa verde y pocos ingresos en esta misma moneda.

El pasado viernes, el peso registró mínimos de más de cinco años, al cerrar en las 14.39 unidades por dólar, su cotización más baja desde marzo de 2009, sumando en dos meses una depreciación de 7 por ciento, según datos del Banco de México.

Carlos Ponce, director de Análisis Bursátil de Ve por Más, explicó que para ver el impacto que puede tener un tipo de cambio alto sobre las empresas se requiere tomar en cuenta dos niveles: el operativo y el resultado neto reflejado en la deuda.

“Empresas que tengan deuda en moneda extranjera de manera importante podrían verse afectadas por un tipo de cambio alto, aunque hay que tener cuidado, porque podría ser un efecto virtual, que no afecte necesariamente el flujo de efectivo”, comentó Ponce.

De las cinco emisoras señaladas como las posibles afectadas con el tipo de cambio elevado, Axtel es la peor posicionada, al tener 76.7 por ciento de su deuda en dólares y nulos ingresos en dicha moneda, de acuerdo con datos al cierre de septiembre pasado. Un caso similar es el de Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), cuyo pasivo en dólares significa 61.6 por ciento del total y tampoco tiene ingresos en moneda extranjera.

Otro nivel en que las empresas ven efectos del tipo de cambio es en el operativo, el que, a decir de Ponce, sería el impacto más importante.

“Está más relacionado con su condición de balanza comercial, esto es cuánto se vende a nivel local y cuánto se exporta y también cuánto de los insumos están en moneda extranjera, cuando las exportaciones son mayores a los insumos se podría ver un beneficio también a nivel operativo, primero en ventas y luego en flujo operativo”, explicó el estratega.

ALPEK, LA TORMENTA PERFECTA

Alejandra Marcos de Intercam, no descartó efectos a nivel bruto en algunas empresas, debido a que cuentan con insumos denominados en dólares, como es el caso de Alpek.

“En Alpek se forma la tormenta perfecta por la debilidad tanto del precio del petróleo como del peso, ya que sus insumos están en dólares y esperamos que en el último cuarto de 2014 los resultados sean más flojos que en los primeros trimestres del año”, dijo la analista.

Por otro lado, las firmas cuyos ingresos en moneda extranjera superan al porcentaje de su deuda en dólares podrían verse beneficiadas con la depreciación, al recibir más pesos por dólar provenientes de sus exportaciones.

A septiembre del 2014, la proporción que Mexichem tenía de su deuda total en dólares era de 46.6 por ciento; aunque sus ingresos en esa moneda foránea representaban 87.9 por ciento del total.

Aprovechan devaluación del peso