Empresas

Fusiones y adquisiciones alcanzarán los 30 mil mdd en 2016

Las operaciones de fusiones y adquisiciones en México podrían alcanzar los 30 mil millones de dólares en 2016, estimó el socio líder de Fusiones y Adquisiciones KPMG, Saúl Villa.
Notimex
03 enero 2016 13:11 Última actualización 03 enero 2016 13:39
pesos

(Bloomberg)

Las operaciones de fusiones y adquisiciones en México podrían alcanzar los 30 mil millones de dólares en 2016, sin embargo, las oportunidades que brotarán con las reformas emprendidas comenzarán a multiplicarse a partir de 2018, aseguraron analistas.

En entrevista, el socio líder de Fusiones y Adquisiciones KPMG, Saúl Villa, indicó que el valor del mercado de fusiones y adquisiciones en el país es de alrededor de 45 mil y 50 mil millones de dólares al año en transacciones, sector que ha mostrado un gran dinamismo en los últimos años.

Para el especialista, existe interés por varias compañías internacionales en posicionarse en México en prácticamente todos los sectores, siendo los más importantes el de energía e infraestructura.

“Fue un buen año (2015) para México, el número de transacciones al mes de octubre son muy similares a las registradas el mismo mes del año pasado, que es alrededor de 200 y 220 transacciones, por cerca de 20 mil millones de dólares, cifra inferior a los 33 mil millones alcanzados en el mismo periodo de 2014”, afirmó el analista.

De acuerdo con TTRecord, tan sólo en noviembre de 2015 se produjo un total de 22 fusiones y adquisiciones, lo que representa un importe agregado de mil 11.2 millones de dólares.

“Estos valores contribuyen a que el importe contabilizado en los 11 primeros meses de 2015 sea 4.78 por ciento superior al registrado durante todo el año 2014, pese a que el número de operaciones ha sido menor”, 279 en 2015, frente a 337 en 2014, precisa la firma.

TTRecord destaca que durante el undécimo mes del año, el protagonismo ha sido nuevamente para el sector inmobiliario, que ha registrado 11 transacciones, seguido por el sector de turismo, hostelería y restauración, que ha contabilizado tres, y por el sector de la educación, con dos operaciones.

Saúl Villa comentó que las licitaciones de la Ronda Uno, así como el sector automotriz van a disparar, tanto el monto y volumen de las transacciones para 2016, pero el efecto importante de las reformas se verán en los siguientes cuatro o cinco años.

“El aterrizaje de la reformas estructurales, no sólo de la energética que es la más importante, sino también de la reforma de telecomunicaciones, está atrayendo a otros sectores de la economía una actividad importante en materia de fusiones y adquisiciones”, resaltó.

Refirió que las reformas también atraen a fondos de capital privado, que han dado a conocer su interés en México para financiar proyectos de fusiones y adquisiciones, algo que no se había visto en los últimos 10 o 15 años.

A su vez, el socio Administrador Nacional de Baker & McKenzie, Andrés Ochoa Bünsow, comentó a Notimex que las reformas estructurales tienen ya un impacto muy significativo en diversos sectores, pero van a tener a mediano y largo plazos uno más importante.

De acuerdo con el especialista, los sectores obvios son los de energía, infraestructura y telecomunicaciones, pero con reformas como la de competencia, se abre una serie de oportunidades en el país que antes no se veían tan claras.

“Nuestra perspectiva es optimista para México en 2016, el país presenta oportunidades por las reformas estructurales, además de otro factor importante que es que el tipo de cambio ofrece una situación que quizá con un peso más fuerte no existiría”.

En este sentido, detalló que si bien la mayoría de las transacciones se reporta en dólares, la valuación de las empresas está basada en peso mexicano, por lo que al estar la moneda mexicana más competitiva resulta más atractiva.

En el mes de enero, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) aprobó la adquisición de los restaurantes California y Beer Factory por parte de Toks, filial de Grupo Gigante, por mil 61 millones de pesos.

A su vez, el organismo regulador dio luz verde en febrero a Grupo Herdez para comprar los activos de la división de Helados Nestlé en México por mil millones de pesos.

Dicha compra incluye una planta de helados en Lagos de Moreno, Jalisco, equipo de distribución y congeladores, así como una licencia exclusiva de largo plazo para comercializar y vender las marcas de Helados Nestlé en México.

La Cofece autorizó también a Coppel la adquisición de Viana, con lo que la primera incrementó su presencia en el Distrito Federal y la zona metropolitana, al sumar 48 puntos de venta en la región.

En marzo pasado aprobó la concentración entre Inbursa y Banco Walmart, por la cual la institución financiera pagó tres mil 612 millones de pesos; mientras que en mayo autorizó la adquisición de las líneas de negocio de Tyson en México por Pilgrim´s Pride, así como la compra de Corporación Scribe y sus subsidiarias por parte de Bio Pappel.

Para junio, la Cofece aprobó la compra de Radioshack México por parte de Grupo Gigante, a través de su filial Office Depot de México.

En tanto, en julio autorizó la concentración entre Repsol Química y Grupo Kuo, con la cual la sociedad española adquirirá parte del negocio de producción y venta de hule sintético en emulsión de la mexicana.

En agosto, la Cofece autorizó la concentración entre Moench Coöperatief (Moench) y Grupo Comercial e Industrial Marzam; en septiembre la operación entre General Electric y Alstom, y en octubre determinó las condiciones que deberán cumplir Soriana y Comercial Mexicana para la venta de activos de la última.

: