Empresas
franquicias

Franquicias padecen piratería: 2%
son plagiadas

Se estima que 2% de las franquicias en operación son plagiadas, de las que existen dos tipos de robo de identidad, el hurto del modelo de negocio y el plagio de marca, siendo esta última la más común.
Axel Sánchez
11 diciembre 2014 21:31 Última actualización 12 diciembre 2014 4:55
plagio franquicias

Especialistas y funcionarios afirman que no hay un registro total sobre cuántos robos de este tipo se efectúan anualmente. (Alejandro Gómez)

Las franquicias en México son motores para emprendedores, sin embargo, se han convertido en víctimas de plagio y piratería.

Información de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) muestra que la industria tiene un crecimiento anual superior a 10 por ciento, por lo que se ha convertido en un jugoso mercado.

Especialistas y funcionarios afirman que no hay un registro total sobre cuántos robos de este tipo se efectúan anualmente, pero se estima que 2 por ciento de las franquicias en operación son plagiadas.

Juan Manuel Gallástegui, presidente de Gallástegui Armella Franquicias, explicó que existen dos tipos de robo de identidad a franquicias: hurto del modelo de negocio, el cual consiste en copiar los procedimientos y muebles, pero no la marca, pues se usa una propia. Y el segundo esquema es el plagio de marca, en el que se usan los mismos colores, pero se cambian detalles para confundir a los clientes.

"La más común es la segunda, debido a que puede que tengan procesos y productos distintos, pero ya engañaron a las personas para atraerlas a su local, lo cual es considerado una práctica anticompetitiva”, comentó el especialista.

Un caso dentro de esta problemática es el de The Italian Coffee Company, la cual terminó un contrato con uno de sus franquiciatarios, pero éste siguió utilizando sus procesos con un logo y marca distinto, pues ahora se llama Coffee House, detalló el experto.

Otra denuncia es por parte de la firma Starbucks, debido a que en Periférico esquina con Desierto de los Leones se ubicaba un negocio llamado Gato Negro, que a distancia parecía un Starbucks, pero no era el mismo.

Un caso reciente es el de la empresa Jamba Juice, de origen estadounidense, que al buscar entrar a México se encontró con que había una marca llamada Jango Juice presentándose en la Feria Internacional de Franquicias, pero con el mismo giro, productos, así como logotipo y colores similares a los de la empresa de San Luis Obispo, California, reveló Gallástegui.

“En todos los casos, la Ley de la Propiedad Industrial en México habla de técnicas operativas, que contemplan la infracción administrativa, lo cual al menos limita esta práctica desleal”, refirió el experto.

Eliseo Montiel, director de marcas del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), comentó que la ley estipula que el franquiciatario debe guardar durante la vigencia del contrato y, una vez terminado éste, la confidencialidad sobre la información que tenga del negocio o de la que haya tenido conocimiento y que sea propiedad del franquiciante.

“Se quiere dar certeza jurídica a las partes respecto de la información que se proporciona en un contrato de franquicia, no obstante, si bien la Ley de la Propiedad Industrial establece lineamientos, lo cierto es que los convenios de franquicia son acuerdos de voluntades que suscriben las partes”, dijo Montiel.

No es competencia del IMPI la resolución de controversias por el incumplimiento de dichos convenios, pues pasa a los máximos tribunales.

Sobre los juicios, Gallástegui señaló que el costo depende del abogado y el tipo de proceso, aunque que pueden llevar periodos largos.

1
  

Un ejemplo es Dumb Starbucks en Estados Unidos, el cual hace una parodia de la cafetería de la sirena.

Dumb Starbucks