Empresas

Ford responde a las críticas de Trump sobre operaciones en México

El director general de Ford, Mark Fields, dijo que mover la producción de autos pequeños de Estados Unidos a México no está recortando puestos de trabajo en ese país, luego de que Donald Trump llamara a Ford "una vergüenza". 
Bloomberg
19 septiembre 2016 15:57 Última actualización 19 septiembre 2016 17:25
Ford

(Bloomberg)

Ford Motor arremetió contra las críticas del candidato presidencial republicano Donald Trump por reubicar operaciones a México destacando su negocio de camiones en auge luego de que trasladó la producción de camiones del sur de la frontera a una fábrica en Ohio.

La empresa con sede en Dearborn, Michigan, empezó a fabricar sus camiones F-650 y F-750 cerca de Cleveland hace un año tras cancelar una sociedad en México en 2014. Hasta agosto, sus ventas habían subido 59 por ciento con respecto al mismo período de 2015, dijo Ford en un comunicado este lunes.

Para Ford, el caso demuestra los beneficios de la estrategia que Trump critica: trasladar la producción de automóviles compactos de menor margen a México, en donde se paga menos a los trabajadores, y utilizar las fábricas en Estados Unidos para producir sus vehículos más grandes y de mayor margen de ganancias.

La semana pasada Trump llamó a Ford "una vergüenza" por recortar empleos en Estados Unidos, reclamo que fue refutado por el director general de la automotriz, Mark Fields.

Ford podría haber evitado el incidente si hubiera confirmado que trasladaría las operaciones de ensamblado de automóviles compactos a México cuando surgieron los informes hace más de un año, dijo un analista.

“Podrían haber evitado esto si hubieran hecho el anuncio oficial cuando todo el mundo sabía sobre él”, dijo Kristin Dziczek, director del grupo de industria, mano de obra y economía en Center for Automotive Research.

El candidato republicano amenazó con imponer un impuesto del 35 por ciento a los automóviles de Ford fabricados en México si gana las elecciones a la presidencia de Estados Unidos.

Fields dijo que la empresa no está recortando puestos de trabajo en Estados Unidos para trasladar sus operaciones de automóviles compactos al sur de la frontera porque la planta de Michigan que los fabrica actualmente producirá ahora otros modelos.

"Es muy desafortunado que la política se interponga en el camino de los hechos", dijo Fields en una entrevista el 15 de septiembre en CNN.

“Hemos creado más de 28 mil puestos de trabajo en Estados Unidos en los últimos cinco años".

El tema de los empleos resuena en especial en estados industriales como Michigan y Ohio, dijo Dziczek. Trump obtuvo una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre Hillary Clinton, la candidata Demócrata, en una encuesta de Bloomberg Politics sobre Ohio presentada la semana pasada.

Avon Lake Ohio, donde se fabrican los camiones, está al oeste de Cleveland, la segunda ciudad más grande del estado por población. Ford ha vendido 10 mil 160 de sus camiones F-650 y F-750 este año hasta agosto, las ventas más elevadas de esos modelos desde 1997, dijo Ford en su comunicado.

Anteriormente los camiones se producían en México mediante una sociedad con Navistar International conocida como Blue Diamond Trucking.

Ford gastó 168 millones de dólares para convertir la fábrica de Avon Lake, que anteriormente producía vans Econoline.

Ford obtiene la mayor parte de sus beneficios de su línea de camiones F-Series, según Morgan Stanley. Y los vehículos más grandes de la línea generan el mayor rendimiento, según los analistas.

Al producir de forma independiente en el mercado de camiones grandes, Ford ya no tiene que compartir las ganancias con Navistar. Y tras rediseñarlos, ahora los ofrece en varios estilos y con motores de diésel o gasolina.

: