Empresas

Fonatur rescatará
la Escalera Náutica

De acuerdo con Héctor Gómez, director de Fonatur debido a que no se ha logrado concretar la conectividad marítima que se tenía planeada, el proyecto ha dejado de ser rentable. La dependencia buscará volver a licitar el proyecto para su venta.
Claudia Alcántara
04 mayo 2014 19:11 Última actualización 05 mayo 2014 5:0
buque petrolero

[El buque tanque Miguel Hidalgo atracó en la terminal marítima de Acapulco/Archivo]

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) solicitará a la Secretaría de Hacienda recursos adicionales a su presupuesto anual por 189 millones de pesos para el rescate de proyecto turístico Escalera Náutica, detonado hace 14 años, pero que hasta el momento no ha despegado.

La Escalera Náutica surgió en 2001, durante la administración de Vicente Fox, con la idea de crear el mayor desarrollo náutico de América, ya que impactaría 3 regiones integrales, 22 localidades costeras y contaría con 5 mil 700 kilómetros de litoral, un puente terrestre que serviría para transportar yates y veleros del Océano Pacífico al Golfo de California, así como un total de 28 Escalas Náuticas.

De acuerdo con la administración previa, 12 marinas estaban en operación, las cuales ya habían alcanzado su punto de equilibrio en ingresos por ventas de combustible para embarcaciones y servicios, tras cerca de 11 años de maduración.

Sin embargo, Héctor Gómez, actual director de Fonatur, afirmó que el proyecto dejó de ser rentable financieramente, debido a que en las últimas dos administraciones no se logró concretar la conectividad marítima.

Quedaron proyectos pendientes en la Escalera Náutica y eso hizo que perdiera conectividad, una escalera no puedes ir del escalón 2 al 8”, indicó Gómez.

Fonatur negocia con Hacienda los recursos adicionales para poder terminar dos marinas: Santa Rosalía y Topolobambo, las cuales están en obra negra.

En entrevista, el funcionario anticipó que una vez concluidos los trabajos, Fonatur volverá a licitar la Escalera para su venta.

Éste sería el tercer intento del fondo por desinvertir en la escalera, ya que en 2010 lanzó dos licitaciones y ambas se declararon desiertas.

De acuerdo con el organismo, en su momento los inversionistas no estaban interesados en comprar las escalas en paquete o unidades con reserva territorial anexa, aunque Gómez no precisó cuál sería la estrategia de venta en esta ocasión.

Una vez concluidas las marinas, la escalera tendrá un valor agregado, ya que hoy no es atractiva para el mercado, consideró el funcionario.

“En