Empresas

7 firmas alemanas
que apostarán 3,800 mdd en México

Para el periodo 2016-2020, siete empresas alemanas, entre ellas BMW, Bosch y Daimler, comprometieron inversiones por cerca de 3 mil 800 millones de dólares en México con la visión de exportar a mercados clave como Estados Unidos.
Axel Sánchez
06 julio 2016 21:44 Última actualización 07 julio 2016 4:55
Alemania

Alemania (Bloomberg)

Los festejos con motivo del año dual México-Alemania evidencian la creciente confianza de las empresas germanas para hacer negocios en México. Para el periodo 2016-2020, siete corporativos del país europeo comprometieron inversiones por cerca de 3 mil 800 millones de dólares, monto que representa 62 por ciento del total de la inversión extranjera directa procedente de Alemania en el último lustro.

Según la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa), los ingresos que generan las firmas teutonas por sus negocios en el país (incluidas las exportaciones), representan actualmente el 8 por ciento del PIB de México, mientras que en 2010 significaban el 6 por ciento, reflejo de su mayor apuesta por la mano de obra mexicana.

ThyssenKrupp, Grünenthal, BMW, Bosch, Daimler, Kromberg & Schubert y Grupo Volkswagen son las siete empresas que desarrollan plantas o compran negocios en México con la visión de exportar a mercados clave como Estados Unidos y el resto de las naciones de América Latina.

“Somos dos países que nos complementamos al tener una visión industrial…. hay asignaturas pendientes pero México es el principal socio comercial para Alemania y con mayor potencial de crecimiento en la región”, dijo en conferencia reciente el embajador de Alemania en México, Viktor Eibling.

La automotriz BMW desembolsará mil millones de dólares entre 2016 y 2019 para construir una ensambladora de autos en San Luís Potosí, con la intención de atender los mercados de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.

Por su parte Bosch invertirá 100 millones de dólares en los próximos dos años, principalmente para expandir su producción de frenos ABS, pues en adelante la ley mexicana obligará a las automotrices a contar con este aditamento en los autos para venderlos en el país.

La farmacéutica Grünenthal ejerció 34 millones de dólares en la compra de Almirall, con la cual busca crecer en la producción de medicamentos para padecimientos comunes en México como la diabetes y problemas digestivos.

En tanto que Daimler, en alianza con la japonesa Nissan, invertirá mil 300 millones de dólares entre 2016 y 2018 para la fabricación de modelos de lujo de las marcas Infiniti y Mercedes Benz en Aguascalientes. Los vehículos se exportarán principalmente a Estados Unidos.

La compañía dedicada a la manufactura de autopartes ThyssenKrupp tiene previsto ejercer 284 millones de dólares entre 2016 y 2020 con la intención de aumentar su manufactura de ejes y otras piezas para el armado de vehículos en México y Estados Unidos.

Por su parte, Kromberg & Schubert inyectará 65 millones de dólares en dos años para una planta de piezas automotrices en Guanajuato.

Grupo Volkswagen invertirá mil millones de dólares este año para la producción de su nueva camioneta Tiguan en la planta que tienen en Puebla, con el objetivo de enviar los vehículos a Estados Unidos y elevar sus ventas en ese mercado, donde su imagen fue afectada por el escándalo de los motores diésel que eludían las pruebas de contaminación.

MÉXICO, MERCADO ESTRATÉGICO

Según la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria, en los últimos seis años se han instalado 600 empresas de origen germano en el país, 30 por ciento del total de las 2 mil que operan actualmente.
Esto, habla de que México se ha convertido en un mercado estratégico para hacer negocios por parte de estas firmas europeas.

Además, información de la Secretaría de Economía revela que en el último lustro la inversión directa proveniente de Alemania sumó 6 mil 86.2 millones de dólares, lo que representó 53.5 por ciento del total realizado por ese país en México entre 2000 y 2015.

Thomas Karig, presidente de la Camexa, dijo que con base en una encuesta realizada, el 76 por ciento de las empresas alemanas instaladas en México manifiestan su intención de incrementar su inversión en el país, al tiempo que un 56 por ciento considera aumentar la generación de empleos.

Se trata de cifras que no se presentaban desde 2009. “México y Alemania comparten un sentir, que ambas son naciones abiertas, no sólo al comercio sino también en temas de inversión” destacó el ejecutivo.

inversion