Empresas

El más rico de China llega a Hollywood

Dalian Wanda, empresa del multimillonario Wang Jianlin, compra el estudio de cine estadounidense Legendary Entertainment por 3,500 millones de dólares.
Dalian Wanda Group compró al estudio de cine estadounidense Legendary Entertainment

El acuerdo es la mayor adquisición en el extranjero de Wanda hasta la fecha, informó su presidente Wang Jianlin. (Reuters)

PEKÍN.- El conglomerado chino Dalian Wanda Group compró al estudio de cine estadounidense Legendary Entertainment por unos 3,500 millones de dólares, convirtiendo a su presidente en un magnate de Hollywood en momentos en que el hombre más rico de China intensifica su campaña para diversificar su imperio en el extranjero.

En una conferencia de prensa en Pekín, el presidente de Wanda, Wang Jianlin, dijo que planea unir a Legendary, un estudio detrás de éxitos como Mundo Jurásico, con activos existentes de producción de películas en China y vender acciones de la entidad combinada en una oferta pública inicial (OPI) de acciones.

El ejecutivo no dio más detalles sobre el plan de salida a bolsa, pero dijo que está comprando a Legendary Entertainment tanto por razones de propiedad intelectual como por las películas del estudio.

"Wanda Cinema ya se ha desarrollado enormemente en China, pero no es suficiente", dijo Wang, cuya fortuna personal es estimada por la revista Forbes en alrededor de 27 mil millones de dólares.

"Las películas son globales y nuestra empresa ciertamente quiere sumar nuestra voz al mercado cinematográfico mundial", explicó.

El acuerdo es la mayor adquisición en el extranjero de Wanda hasta la fecha y se produce en momentos en que Wang aumenta sus esfuerzos para diversificar a un gigante con ingresos de 44 mil millones de dólares en 2015.

Tras compras en varios sectores, desde firmas de servicios financieros a la adquisición de acciones en el club de fútbol español Atlético de Madrid, Wanda dijo el lunes que sus ingresos crecieron 19 por ciento el año pasado.

Fundada en Dalian, una ciudad en la costa noreste de China, y ahora con sede en Pekín, Wanda ya es el mayor operador mundial de salas de cine tras haber comprado a AMC Entertainment Holdings, la segunda mayor cadena de cines de América del Norte, por dos mil 600 millones de dólares en 2012.