Empresas

Financieras de la BMV inyectan ‘gasolina’ al sector automotriz

Mediante sus créditos se venden 38% de los vehículos en México, de 2011 a 2013 subieron 11 puntos su penetración en la venta de autos. Credi Nissan concentra 22% de la comercialización de coches en México. 
Axel Sánchez
10 abril 2014 20:13 Última actualización 11 abril 2014 5:0
Modelos BMW. (Bloomberg/Archivo)

[Bloomberg] La automotriz comentó que la línea Citroen DS de autos será una  marca separada.

Las financieras automotrices que emiten certificados bursátiles en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se han convertido en ‘gasolina’ para el sector automotriz, pues a través de estas se venden 38 por ciento de los vehículos en México.

En dos años, dichas firmas aumentaron en 11 puntos porcentuales su participación en la venta de autos en México, pues en 2011 su cuota era de 27 por ciento.

NR Finance México, mejor conocida como Credi Nissan, es la empresa que más crédito automotriz coloca en el mercado nacional, al ostentar 21.8 por ciento de participación sobre el total de autos comercializados a través de un crédito. En 2013, esta compañía aumentó 26 por ciento su cartera vigente en México.

La comercialización de vehículos en México se ha mantenido estancada en los últimos años, por lo que el financiamiento es cada vez más importante en el desarrollo de la industria, cuyas ventas son siete veces menores que las exportaciones del sector.

Guillermo Rosales, director ejecutivo de Relaciones Institucionales de Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), considera que dadas las condiciones del mercado, se necesita impulsar la colocación de autos mediante el financiamiento.

“Una de las partes importantes de la reforma financiera es que los bancos tengan una mayor actividad, con más colocación de su capital en segmentos de la economía que generen un efecto multiplicador, como el automotriz”, comentó.

Andrés de la Parra, director general de la NR Finance México, dijo que la reforma financiera resulta un aliciente para motivar el crédito automotriz, debido a que facilita la recuperación de los préstamos con mayor velocidad.

Con respecto a la diferencia entre el Costo Anual Total (CAT) de un crédito otorgado por una financiera de marca y un banco, es muy variado. Mientras las financieras tienen tasas de 0 a 22.8 por ciento, dependiendo de la institución y el modelo, los bancos cobran un anualidad de 11 a 21.4 por ciento.

Toyota Financial es la firma que tiene la tasa más alta entre las financieras, en tanto que en la banca comercial, Scotiabank y Banorte, son los que posee el más alto nivel de CAT, con 19.2 por ciento.

“La compra de automóviles por medio de financieras de marca ha superado al crédito otorgado por instituciones bancarias debido al grado de especialización y diversidad de productos y servicios dirigidos a las necesidades específicas”, expresó de la Parra.

Por su parte, Alex Kuntzy, director general de Toyota Financial Services, dijo a EL FINANCIERO que no hay riesgos de un incremento en la cartera vencida por este panorama, debido a que cuentan con esquemas de medición que permiten a quién otorgar el financiamiento y a qué tasa de interés.

“El crédito crecerá mucho este año mientras mejoren los precios de autos compactos y subcompactos”, apuntó.

En el primer trimestre del 2014 la venta de autos en México siguió débil y creció apenas 1.6 por ciento; en contraste, los envíos al exterior aumentaron 8.6 por ciento, impulsados por la demanda de vehículos en Canadá y Estados Unidos.

En promedio, el nivel de cartera vencida de las empresas que emiten créditos no supera el 1 por ciento