Empresas

Las Fibras cumplen
con las nuevas reglas
de la CNBV

La CNBV emitió a través de la Cofemer las nuevas regulaciones aplicables a las Fibras, que entre otras cosas, incluye un límite de apalancamiento de 50%, normas por las cuales los Fideicomisos se sienten tranquilos; pues, aseguran, cumplen con los lineamientos.
Ana Valle
18 junio 2014 19:9 Última actualización 19 junio 2014 5:0
[Las Fibras son fideicomisos que se dedican a la construcción o adquisición de inmuebles que se destinen para su arrendamiento. / El Financiero] 

[Las Fibras son fideicomisos que se dedican a la construcción o adquisición de inmuebles que se destinen para su arrendamiento. / El Financiero]

Las nuevas regulaciones emitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no han generado preocupación para los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras), que aseguran cumplir con dichas normas.

La CNBV emitió a través de la Cofemer las nuevas regulaciones aplicables a las Fibras, que incluyen un límite de apalancamiento del 50 por ciento, una razón de servicio mínimo de la deuda de 1.0 veces; además de temas de gobierno corporativo como políticas para cambiar administrador, contratación de deuda y remuneraciones.

Gonzalo Robina, director general de Fibra Uno, explicó en conferencia de prensa tras la ceremonia de su reciente colocación en la Bolsa Mexicana de Valores, que el fideicomiso tenía autoimpuesto desde sus estatutos un apalancamiento máximo de 50 por ciento, como el que contempla la regulación y que no han llegado al mismo.

“Tras la colocación de la semana pasada alcanzamos un apalancamiento de 28 por ciento, aún tenemos espacio para apalancar adquisiciones”, comentó.

Fibra Macquarie, expresó en un comunicado que ellos también cumplen las nuevas normas, al destacar que al cierre de marzo pasado, el fideicomiso cumplía con el nivel máximo de apalancamiento establecido y no anticipa ningún impacto en su modelo de negocios derivado de las nuevas disposiciones.

La Fibra informó que tiene un nivel de apalancamiento de 47.7 por ciento y una razón de servicio de la deuda superior al mínimo establecido al ser de 1.7 veces.

Elías Mizrahi, director de Relación con Inversionistas de Fibra Danhos, comentó que las regulaciones protegen a los vehículos en términos de apalancamiento y liquidez, además de que fomentan mejores prácticas de gobierno corporativo.

“El día de hoy (martes) Fibra Dahos celebró una asamblea de tenedores en donde se aprobaron, entre otras cosas, las modificaciones al fideicomiso necesarias para cumplir con la nueva regulación”, detalló el directivo.

Lizette Chang, directora de Relación con Inversionistas de Fibra Inn, adelantó que no tienen ningún problema con las nuevas normas.

El límite de apalancamiento de Fibra Inn es de 33 por ciento.

Roberto Solano, analista de Fibras de Monex, expuso que las nuevas regulaciones serán positivas, ya que el sector presentará un crecimiento más ordenado.

“Adicional a dichas medidas, las Fibras trabajan en la homologación de ciertos criterios en materia de información financiera, que posiblemente se concreten a principios del siguiente año”, señaló el analista.

Gabriel Ramírez, director Financiero de Fibra Shop, explicó que ellos ahora no tienen deuda, pero que se han fijado no apalancarse más de 50 por ciento, por lo que ya tenían contempladas las normas que venían en camino y que anunció la CNBV