Empresas

Fiat quiere casarse con Toyota, VW o Ford

La firma automotriz busca una fusión para ayudar a reducir los prohibitivos costos de desarrollar automóviles con tecnología más avanzada que contaminen menos.
Reuters
15 abril 2016 10:33 Última actualización 15 abril 2016 10:33
  [Bloomberg] Fiat había pronosticado una pérdida neta de unos 700 mde para el 2012 en Europa.

[Bloomberg] Fiat había pronosticado una pérdida neta de unos 700 mde para el 2012 en Europa.

ÁMSTERDAM.- Fiat Chrysler Automobiles ve a Toyota, Volkswagen y Ford como los únicos posibles candidatos restantes para una fusión luego de que su intento con GM fue rechazado, dijo este viernes el presidente ejecutivo de la automotriz, Sergio Marchionne.

Durante mucho tiempo Marchionne ha instado a fusiones entre los grandes fabricantes en la industria para ayudar a reducir los prohibitivos costos de desarrollar automóviles con tecnología más avanzada que contaminen menos, pero GM rechazó en varias oportunidades una negociación.

"La puerta (sobre fusiones) nunca se cerró, la necesidad de consolidación no desaparece", dijo en los márgenes de una reunión de accionistas en Ámsterdam.

Marchionne, cuyo mandato en Fiat termina en el 2018, dijo que los fabricantes coreanos de automóviles estaban entre los grandes jugadores de la industria y que habrá suficiente sinergia para justificar una fusión, pero "los coreanos no se casan".

El fabricante surcoreano al que se refería es Hyundai Motor Co.
Sus comentarios sobre la consolidación de la industria tienen lugar tras las declaraciones sobre una alianza hechas por el presidente de FCA, John Elkann, un día antes, quien dijo que una combinación de su empresa con uno de los "grandes" podría resultar en ahorros anuales cercanos a los 10 mil millones de dólares.

Elkann dijo que la venta de automóviles aún será una "industria enorme" en el 2030, para cuando se esperan ventas de coches nuevos por 4 billones de dólares, desde 2.75 billones el año pasado.

"Los fabricantes viejos y aburridos necesitan entender cómo hacer esto redituable y cuidarse de no caer en la trampa de la década de 1990 de ignorar el negocio para perseguir ganancias en otras partes de la cadena de valor", afirmó.