Empresas

Ferrocarriles suben potencia por mayor demanda de carga

Ferromex y KCSM adquirieron nuevas máquinas con más caballos de potencia para aprovechar la demanda de carga ferroviaria generada, principalmente, por la industria energética y automotriz.
Everardo Martínez
24 septiembre 2015 22:27 Última actualización 25 septiembre 2015 4:55
tren carga autos (Bloomberg)

Las empresas ferrocarrileras están adquiriendo nuevos trenes más rápidos para aprovechar la demanda que generan el sector automotriz y energético. (Bloomberg)

Para aprovechar la demanda de transporte de carga ferroviaria generada por la creciente industria en México, empresas como Kansas City Southern de México (KCSM) y Ferromex están adquiriendo nuevas máquinas, y más potentes.

De acuerdo con la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en una década, la potencia promedio por locomotora, medida en Horse Power (HP) o caballos de fuerza, mejoró 13.8 por ciento, a 3 mil 432 al cierre de 2014.

Ferromex, por ejemplo, tenía máquinas de1973, con mil 500 caballos de fuerza y ahora está comprando equipos de 4 mil 300, un incremento de 187 por ciento.

Representantes del sector coincidieron en que aumentar los caballos de fuerza es crucial para atender los envíos de la industria automotriz, energética y aeroespacial, principalmente.

Yuriria Mascott, subsecretaria de Transporte de la SCT, consideró que el sistema ferroviario se está preparando para poder atender todas las inversiones de las industrias energética, automotriz y aeroespacial en México.

“El sistema ferroviario reportó incrementos en transporte de carga e inversión considerables, el modelo de concesiones ha sido referencia para otros países y se está preparando para poder atender todas esas inversiones (en la industria) que están llegando al país”, dijo Mascott.

La renovación de locomotoras reduce los costos de operación, destacó Erich Wetzel, director general de Ferrovalle.

Cuando se realiza el transporte de carga, lo que importa es el caballaje, los ferrocarriles han comprado locomotoras de mayor potencia y quitan máquinas chicas, pero el caballaje total ha aumentado

De acuerdo con el tipo de servicio que se preste, dependerá qué locomotoras son las que mejor productividad tengan, refirió.

“En las distancias largas y mayor tonelaje se requieren máquinas más grandes, con mayor potencia”, agregó Wetzel.

Todas las inversiones que están realizando las empresas en la renovación de locomotoras permite atender mejor el transporte de carga, que ha crecido 12 por ciento en los últimos 5 años, señaló Mauricio Hernández, director general de GLM Intermodal.

“Si el cambio de locomotoras significa que se reduzcan las tarifas para los actores que utilizamos el servicio, es conveniente”, añadió el ejecutivo.

De acuerdo con lo reportado por la División de Transporte de Grupo México, que incluye a Ferromex y Ferrosur, la compañía realizó inversiones de 80.7 millones de dólares para la adquisición de 34 locomotoras Electromotive Diesel, de 4300 HP que fueron entregadas en junio de este año.

Con dicha inversión, la compañía sumó 34 máquinas a su flota de casi 800 locomotoras.

José Zozaya, presidente de KCSM, dijo que la empresa está invirtiendo sólo este año 16 millones de dólares en equipo rodante. Se trata de la adquisición de 50 locomotoras, mantenimiento de más de 20 máquinas y la garantía de pedidos para 2016 y 2017.

“Dentro de las 50 locomotoras adquiridas, 11 fueron designadas para satisfacer la demanda actual de transportación de energéticos”, detalló el directivo.

La empresa se hizo de 25 locomotoras marca General Electric, de 4 mil 400 HP, modelo 2015; así como 25 máquinas EMD, con 4 mil 300 HP, modelo 2015. “Nuestra inversión en equipo rodante y locomotoras incluye tanto la compra de equipo nuevo, como el mantenimiento y renovación del existente”, aclaró el ejecutivo.

El precio estimado de las locomotoras nuevas puede variar según el tamaño; va de un millón a 3 millones de dólares.

GE LIDERA EL MERCADO

Juan Mejiarios, director ejecutivo de General Electric Transportation en México, estimó que el 60 por ciento de las locomotoras que circulan en México son de su marca.

Las nuevas máquinas tienen mayor capacidad de tracción y mejoras en consumo de combustible, que permiten a las locomotoras jalar más vagones y carga, con un menor consumo de combustible.

De acuerdo con especialistas, el arrastre de toneladas de un tren varía, pero se puede calcular que una locomotora puede jalar hasta 50 vagones cargados.

Otra característica importante, mencionó Mejiarios, está en los avances de tecnología con los que vienen equipadas las locomotoras para predecir fallas, lo que mejora los niveles de confiabilidad y disponibilidad de las máquinas.

“Los ferrocarriles y empresas que operan en México tienen un nivel que se puede comparar con lo mejor de Estados Unidos, pero con un potencial de crecimiento mucho mayor”, añadió el director ejecutivo de General Electric Transportation en México.

Da click en la imagen para agrandarla

trenes_web_01