Empresas

Falta de proyectos de infraestructura ‘tiran’
el crédito en México

En los últimos cuatro años, el fondeo de la banca comercial a infraestructura cayó 17%, debido a la falta de proyectos, principalmente por la crisis de la vivienda. Ahora el recorte al gasto público, sería otro factor que perjudicaría, consideraron expertos. 
Ana Valle
05 abril 2015 17:2 Última actualización 06 abril 2015 4:55
construcción casas viviendas departamentos (Bloomberg/Archivo)

construcción casas viviendas departamentos (Bloomberg/Archivo)

Aunque en el pasado se ha culpado a la banca comercial de no prestar y ser uno de los obstáculos para arrancar obras de infraestructura, ahora ocurre lo contrario: hay crédito, pero no hay suficientes proyectos.

En los últimos cuatro años, la cartera de crédito para infraestructura de la banca comercial ha caído 17 por ciento, y tan sólo en el 2014 descendió 9 por ciento para sumar 116 mil 131 millones de pesos, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Pablo Peñaloza, director de Administración y Finanzas de GE Capital Real Estate Latinoamérica, explicó que a diferencia de años anteriores, ahora son ellos quienes han buscado a las empresas para prestarles dinero.

“Tenemos propuestas, estamos haciendo visitas; pero los clientes no están allá afuera tocando la puerta, nosotros somos quienes estamos empujando más nuestra oferta y eso nos tiene un poco a la expectativa”, comentó el directivo.

Bajo esta coyuntura, ahora buscan diversificar su cartera y financiar obras de todo tipo, dada la escasez de proyectos y la incertidumbre respecto a los ajustes que tendrán algunos proyectos, tras el recorte al gasto público.

En 2014, el crédito colocado por GE Capital en proyectos de infraestructura cayó 10 por ciento y esperan que en 2015 se recupere.

El sector de la construcción ha tenido dos años difíciles ante el lento arranque de la actual administración, la falta de obras y la crisis del sector de la vivienda. Si bien al cierre de 2014, la industria creció 6.8 por ciento, la construcción de obra civil sumó 11 de 12 meses a la baja, con una caída de 2 por ciento.

El recorte al gasto y la suspensión o cancelación de proyectos de gran impacto, como los trenes de pasajeros Transpeninsular y México-Querétaro, también podrían reflejarse en una baja en la actividad de los constructores, consideró Gustavo Arballo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Gerardo Salazar, director general de Banco Interacciones, aseguró que tuvieron un buen 2014, con un crecimiento de 30 por ciento en la colocación de créditos a la infraestructura. No obstante, previó que este año represente un mayor reto por los recortes al gasto y los efectos que esto podría tener en 2016.

“El recorte al gasto no pensamos que tendrá un efecto financieramente hablando, lo que son los proyectos de infraestructura no deberían estar peligrando porque, al ser proyectos de larga maduración, tienen recursos presupuestales multianuales a los que ya están vinculados, estamos muy atentos a si el gobierno toma una decisión diferente”, comentó.

En lo que va de 2015, la licitación de grandes proyectos de infraestructura también ha sido lenta. La SCT sólo ha lanzado la subasta para una concesión carretera, el Libramiento de Hermosillo, y para este mes se espera la del segundo piso Indios Verdes-Santa Clara.

En materia energética, la CFE adjudicó un contrato para una central de ciclo combinado a la española OHL y en enero otorgó el contrato para la construcción de la central hidroeléctrica Chicoasén II, al consorcio de Omega y CAABSA.

Tomando en cuenta los recortes anunciados, Salazar explicó que hay un gran interés en financiar proyectos de infraestructura de energía e hídricos, como plantas de tratamiento de agua. En energía, el banco buscará financiar proyectos de producción y de energías verdes, aunque por igual esperarán a conocer la definición de dónde serán los recortes al gasto de Pemex y CFE.

Entre las obras más grandes por licitarse se encuentran, en materia de energía, los proyectos relacionados con la Ronda 1, mientras que en transporte están por ser lanzadas las licitaciones para los contratos de construcción del nuevo AICM.

Da clic en la imagen para agrandarla

La debilidad del sector de la construcción y la crisis de vivienda ha afectado el crédito otorgado a esta industria.