Empresas

ExxonMobil, Chevron
y Shell irían por concesiones al Golfo
de México

ExxonMobil, Royal Dutch Shell y Chevron tienen proyectos de extracción de petróleo muy cerca de los yacimientos que se licitarán en la Ronda Uno en el Golfo de México, por los cuales, sus directivos ya han expresado interés. 
Axel Sánchez
15 febrero 2015 17:13 Última actualización 16 febrero 2015 4:55
[El potencial energético de México es enorme y el reto igual, subrayó un ejecutivo de Shell. / Bloomberg]   

[El potencial energético de México es enorme y el reto igual, subrayó un ejecutivo de Shell. / Bloomberg]

ExxonMobil, Royal Dutch Shell y Chevron tienen en el Golfo de México algunos de sus proyectos de extracción de petróleo más importantes, los cuales están muy cerca de yacimientos ubicados en el territorio mexicano que se licitarán en la Ronda Uno. Directivos de estas empresas han expresado su interés por explotar los pozos en el territorio nacional y los analistas ven muy posible que empiecen por los que están en el Golfo de México.

En reuniones recientes con analistas, directivos de los tres gigantes petroleros trazaron sus planes para el 2015, los cuales suman inversiones por 35 mil millones de dólares a escala global. De este monto, al menos 15 por ciento se estima que será usado en Norteamérica, según analistas.

La británica Shell cuenta con dos proyectos en operación dentro del Golfo de México, Mars/Olympus y Cardamom, considerados como los más relevantes para la firma al ser los primeros en los que produce petróleo en el Golfo de México. Ambos están a pocos kilómetros del territorio mexicano. En Cardamom estiman una producción de 50 mil barriles de petróleo al día. El proyecto se ubica a 362 kilómetros al suroeste de Nueva Orleans, Luisiana.

Dentro de los proyectos de la Ronda Uno se encuentran 11 yacimientos a explorarse en alianza con Pemex. Estos se ubican en el ‘Área Perdido’, frente al litoral del estado de Tamaulipas en la zona exclusiva del Golfo de México, la cual colinda con la frontera de Estados Unidos.

Marvin Odum, CEO de Shell Américas, dijo previamente a El Financiero que buscan llegar a México por su cuenta o en alianza con Pemex, por las oportunidades que ven en el Golfo de México.

“Estamos considerando realizar joint-ventures con Pemex para aprovechar las oportunidades... también revisaremos posibles alianzas en aguas profundas del Golfo de México”, resaltó.

Según Miriam Grunstein, académica asociada al Mexico Center de Rise University de Houston, para las empresas es relativamente fácil mover barcos o plataformas de exploración y extracción hacia los proyectos que están cerca, como es el caso de los que están en los mares mexicanos. “Esto representará un ahorro en infraestructura muy importante para las empresas”, indicó.

Para la estadounidense ExxonMobil, el proyecto ‘Julia’, ubicado en el Golfo de México, es una de sus mayores apuestas. Este yacimiento también está adyacente a los mares nacionales. Iniciará operaciones en 2016 con una inversión de 4 mil millones de dólares y tiene reservas para obtener al menos 6 millones de barriles de petróleo.

La cartera de Chevron abarca un grupo diversificado de activos de producción en California, el Golfo de México, Colorado, Michigan, Nuevo México, Pennsylvania, Ohio, Oklahoma, Texas, Virginia Occidental y Wyoming. Chevron es el mayor productor de petróleo en Estados Unidos, con 52 mil barriles de crudo al día, una cuarta parte de lo que se obtienen en ese país.

Chevron es uno de los principales productores de crudo en aguas profundas del Golfo de México a través de las plataformas Tahití y Blind Faith.

“Tuvimos un éxito fabuloso, especialmente hacia el final de 2014 en el Golfo de México con un par de descubrimientos, así que vamos a seguir con un alto grado de actividad. Tenemos una creciente flexibilidad”, dijo John Watson, presidente de Chevron.

Da clic en la imagen para agrandarla

Shell, Chevron y ExxonMobile invertirán a escala mundial 35 mil millones de dólares, de los cuales una parte importante podría estar dirigida a proyectos del Golfo.