Empresas

Exxon Mobil, Chevron y Ecopetrol, interesadas en licitaciones de México

Juan Carlos Zepeda, presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, informó que hasta ahora 30 empresas han mostrado su interés en participar en la licitación de aguas someras, entre ellas, Exxon Mobil, Chevron y Exopetrol.
AP
19 enero 2015 22:46 Última actualización 19 enero 2015 22:46
Ecopetrol

(Bloomberg)

Los gigantes petroleros Exxon Mobil y Chevron, así como la colombiana Ecopetrol, se encuentran entre las empresas interesadas en la ronda inicial de licitaciones que, por primera vez en más de siete décadas, permitirá a inversionistas privados explorar y producir crudo en México.

El presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, dijo el lunes a periodistas que hasta ahora 30 empresas han mostrado interés de participar en la primera licitación de 14 áreas en aguas someras en el Golfo de México y de ellas, 16 compañías han solicitado formalmente acceso al llamado "cuarto de datos", que contiene la información geográfica y sísmica de cada zona.

El funcionario dijo que hasta el lunes y tras una revisión de su perfil, se había autorizado a siete empresas pagar para tener la información del "cuarto de datos", incluidas las estadounidenses Exxon Mobil, Chevron y Hunt Overseas Oil Company; la colombiana Ecopetrol, la británica BG Group y la anglo-holandesa Shell.

Las empresas deben realizar un pago equivalente a poco más de 360 mil dólares para tener la información técnica sobre los 14 bloques licitados.

Zepeda dijo que el actual proceso de licitación no se ha visto afectado por el entorno mundial de bajos precios de crudo, en parte porque se trata de áreas en las que el costo de inversión es bajo.

Sin embargo, el gobierno ha dicho que es posible que se tengan que diferir algunas licitaciones en áreas que son de más difícil acceso o con mayores retos tecnológicos y que, por lo tanto, requieren mayores inversiones que en otros lugares, como los actuales bloques de aguas someras, es decir de poca profundidad.

Zepeda dijo que entre marzo y abril se tomará la decisión de cuántas licitaciones tendrán que diferirse, pero como habían adelantado algunos funcionarios, señaló que es casi un hecho que será de las zonas que contienen "lutitas" o "shale", y que son formaciones rocosas de las cuales se puede extraer gas y crudo

"Sin duda hay que hacer un ajuste", dijo. "Lutitas se tiene que revisar", añadió durante un recorrido por las instalaciones de la comisión de hidrocarburos donde las empresas podrán consultar la información de los "cuartos de datos".

Los precios del petróleo han registrado importantes caídas en los últimos meses, luego de que llegaron a estar en los 100 dólares por barril, incluido el crudo mexicano de exportación.

La mezcla mexicana se ha ubicado en los últimos días ligeramente por debajo de los 40 dólares por barril.

El comisionado de hidrocarburos refirió que las aguas someras se mantienen atractivas, porque incluso a los precios actuales de crudo, el costo para sacar crudo en esas áreas se estima en menos de 20 dólares por barril.

Por el contrario, los costos en áreas de "lutitas" son superiores a los 40 dólares por barril, lo cual en el entorno actual no las haría atractivas.

Este primer proceso de licitaciones representa la puesta en marcha de una amplia reforma energética que puso fin a una época que comenzó en 1938 al ser nacionalizada la industria petrolera.

Desde entonces y hasta antes de las modificaciones legales, la empresa estatal Petróleos Mexicanos era la única que podía explorar y producir crudo.

El gobierno espera que la reforma le permita tanto atraer millonarias inversiones como reimpulsar su decaída producción petrolera.

La producción de crudo en México alcanzó su máximo en 2004 con 3.4 millones de barriles diarios, y desde entonces ha caído a unos 2.4 millones de barriles por día.

Con la reforma, el gobierno prevé incrementarla a tres millones de barriles para 2018 y a 3,5 millones para 2025.