Empresas

Faltó regulador fuerte en el caso Telmex: expertos

Telmex careció de un regulador fuerte durante su proceso de privatización que evitara que la empresa se convirtiera en un “monopolio concentrador del ingreso” que hoy detenta el 72% del mercado, coincidieron excomisionados de la Cofetel.
Ana Martínez
16 diciembre 2014 20:7 Última actualización 17 diciembre 2014 12:54
Carlos Slim. (Cuartoscuro: Eloy Valtierra)

Carlos Slim. (Cuartoscuro: Eloy Valtierra)

El proceso de privatización de Teléfonos de México (Telmex) hace 25 años, el cual llevó a la creación de una empresa que actualmente detenta el 72 por ciento del mercado de telefonía fija en el país, careció de un regulador fuerte, que evitara que la empresa se convirtiera en un “monopolio concentrador del ingreso”, coincidieron excomisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

"Efectivamente, faltó fortaleza al regulador y esa fue una de las razones que más pesó en el proceso de apertura a la competencia en México", expresó Clara Luz Álvarez, quien fue comisionada de la Cofetel durante el sexenio de Vicente Fox, con respecto a los artículos del expresidente Carlos Salinas de Gortari publicados en El Financiero.

En su opinión, un tema muy importante habría sido que en el país existiera un Estado de derecho para aplicar la ley en todos los sectores.


"La ley de 1995 es una que estaba razonablemente bien diseñada; el título de concesión de Telmex efectivamente traía algunos candados para impedir que abusara de su poder de mercado, sin embargo, eso a la hora de aplicarse nunca funcionó, ese fue el punto", dijo.

Por su parte, el ex comisionado Héctor Osuna consideró que México llegó tarde al proceso de fortalecimiento de los órganos reguladores, debido a la resistencias contenidas en la legislación, la cual contemplaba responsabilidades compartidas entre el regulador de telecomunicaciones y otras autoridades como la Comisión Federal de Competencia y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en los temas de competencia y sanciones, respectivamente.

En su opinión el marco legal existente en 1989 no daba al regulador las facultades suficientes para impedir que la firma de Carlos Slim abusara de su posición dominante en el mercado de telefonía.

A finales de la década de los 80, los mercados de telecomunicaciones estatales comenzaron a privatizarse de forma paralela en distintos países europeos con las empresas France Telecom, British Telecom, Deutsche Telecom y Telefónica. México siguió la tendencia internacional del sector.

"La experiencia de México en privatizaciones le permitió a Telmex tomar mucha ventaja por mucho tiempo en el mercado porque no tenía una competencia clara, sobre todo en el tema de larga distancia que se abrió a la competencia pero con áreas de presuscripción", comentó Osuna, quien presidió la Cofetel entre 2006 y 2010.

Las asimetrías existentes con las áreas de presuscripción para servicios de larga distancia nacional e internacional impidieron que compañías como Alestra pudieran competir efectivamente con Telmex en este negocio. La firma mexicana cambió su enfoque en el mercado de consumo masivo y se centró en el empresarial en 1994.

La Cofetel intentó aumentar la competencia al abrir las áreas de presuscripción a través de la consolidación de las áreas de servicio local. Sin embargo, se daban litigios de larga duración que le dieron más tiempo a Telmex para fortalecerse.

"Los litigios se daban con jueces que no decidían a tiempo y por motivos de tecnicismos legales 'dudosos', por el tamaño de la compañía (Telmex). No había un marco legal que nos acompañara, dejaron una Cofetel muy dependiente de las decisiones de la SCT", expresó Osuna.

Salinas de Gortari refirió en su artículo que la venta de Telmex se hizo de manera transparente con un proceso que cubrió los "21 pasos requeridos para cada privatización en la Comisión Gasto-Financiamiento del Gobierno Federal". Sin embargo, los ex comisionados de la Cofetel acusan que aún hace falta clarificar por qué decidieron hacerlo de esa forma.

"Hace años yo pedí solicitudes de información respecto a qué había resuelto y los documentos de la Comisión Intersecretarial de Gasto y Financiamiento y me contestaron que esos documentos eran inexistentes", dijo Álvarez.

Alexis Milo, comisionado de la Cofetel durante el sexenio de Felipe Calderón, consideró que el proceso de privatización de las telecomunicaciones se vio rebasado por las nuevas tecnologías, las cuales avanzaron con mayor rapidez que el marco regulatorio.

"Es una carrera que también presenta retos a los reguladores de otros países", expresó.

“dominan