Empresas

Excluyen a ICA de proyecto portuario en Lázaro Cárdenas

Por incumplir pagos de deuda, la constructora ICA quedó fuera de la construcción de espacios para contenedores en el puerto de Lázaro Cárdenas.
Reuters
20 enero 2016 19:20 Última actualización 20 enero 2016 19:21
ica

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El operador portuario APM Terminals, parte de la naviera danesa A.P. Moller-Maersk, dejó fuera a ICA de un proyecto de 300 millones de dólares luego de que la firma se quedó sin dinero y no podía continuar la obra.

ICA, que ha incumplido con pagos de deuda, fue descartada a fines de diciembre de un proyecto para construir un nuevo espacio para contenedores en el puerto de Lázaro Cárdenas, señalaron fuentes.

Desde 2013, los problemas de liquidez de ICA causaron retrasos forzando a APM Terminals a negociar con el Gobierno una extensión de la fecha límite del proyecto, dijo una de las personas. Casi dos tercios del proyecto ya están completos, agregó.

Representantes de ICA y APM Terminals no respondieron inmediatamente a solicitudes de comentarios.

La cancelación del contrato de Lázaro Cárdenas plantea interrogantes sobre las perspectivas cercanas de ICA después de que dijo que incumpliría con dos pagos de intereses de deuda separados, que suman unos 37 millones de dólares, para dar prioridad al financiamiento de sus operaciones vigentes.

La compañía, golpeada por el desplome del peso mexicano que encarece sus considerables adeudos en dólares, ha dicho que presentaría un plan preliminar de reestructuración en febrero.

El proyecto para diseñar, construir y operar por 30 años el nuevo puerto de contenedores de Lázaro Cárdenas fue otorgado en 2012 a un consorcio liderado por APM Terminals, según reportó ICA en ese entonces.

A ICA, único socio de APM con una participación del 5.0 por ciento, le fue asignada la fase inicial de construcción civil, que incluía el dragado de un canal y la construcción de un muelle, un patio de contenedores, instalaciones ferroviarias, oficinas y una planta de tratamiento de agua.

La compañía mexicana fue contratada para la primera fase de lo que estaba previsto como una expansión en tres etapas del puerto de carga, valuada en 900 millones de dólares. La conclusión exitosa de la primera fase hubiera asegurado a ICA más trabajo en las etapas posteriores.

Huelgas estallaron después de que ICA detuvo la obra. Desde entonces se reiniciaron los trabajos con otra empresa y el puerto debería empezar a operar desde julio, según una de las fuentes. La obra de construcción civil estará completamente terminada para fin de año, agregó la fuente.