Empresas

EU presentará demanda para frenar fusión Halliburton-Baker Hughes:

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentará una demanda que busca evitar la fusión de Hallburton con Baker Hughes, la cual podría frustrar el acuerdo anunciado en noviembre de 2014.
Reuters
05 abril 2016 20:52 Última actualización 05 abril 2016 20:53
Halliburton (Foto: Reuters/Archivo)

Halliburton busca desde noviembre de 2014 la fusión con Baker Hughes. (Foto: Reuters/Archivo)

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentará una demanda tan pronto como esta semana para evitar que el proveedor de servicios a campos petroleros Halliburton Co. adquiera a su rival más pequeño Baker Hughes Inc, dijo el martes una fuente con conocimiento del tema.

La demanda podría frustrar el acuerdo, anunciado inicialmente en noviembre del 2014, para fusionar a la segunda y la tercera compañía de servicios petroleros. Desde entonces, los precios del petróleo han caído más de un 55 por ciento.

De cara a la oposición del Departamento de Justicia, las compañías podría cancelar la asociación prevista o enfrentar al Gobierno en tribunales. El acuerdo es uno de varios que las autoridades antimonopolios han rechazado por considerarlos ilegales durante la reciente ola de fusiones de grandes empresas.

El precio de las acciones de Baker Hughes cayó el martes un 5.1 por ciento, a 39.36 dólares, mientras que las de Halliburton subieron 1.2 por ciento, a 34.40 dólares.

Halliburton y Baker Hughes rehusaron realizar comentarios.

Ambas firmas han discutido la venta de activos para asegurar el acuerdo, que originalmente fue valorado en 35 mil millones de dólares, pero que ahora se estima en un 25 mil millones de dólares por la caída de las acciones de Halliburton.

Si el acuerdo colapsa debido a las preocupaciones sobre regulaciones antimonopólicas, Halliburton deberá pagar a Baker Hughes un monto de 3 mil 500 millones de dólares, según los documentos presentados ante las autoridades.

El acuerdo propuesto también ha enfrentado obstáculos en Europa, donde la Dirección General de Competencia está preocupada de que la fusión propuesta reduzca la competencia y la innovación en más de 30 mercados de productos. Los reguladores de Australia también han expresado su inquietud por la fusión.