Empresas

VW advierte que escándalo podría costarle más de lo previsto

El presidente ejecutivo de la firma, Matthias Müller, confirmó que los 6.5 mil millones de euros que reservó la firma se aplicarán para la revisión de unidades, pero las provisiones adicionales dependerán de las ventas.
Reuters
21 octubre 2015 13:15 Última actualización 21 octubre 2015 14:1
Matthias Mueller, VW (Reuters)

Matthias Müeller, presidente ejecutivo de Volkswagen. (Reuters)

WOLFSBURG.- Volkswagen podría tener que desembolsar más dinero además de los seis mil 500 millones de euros (equivalentes a siete mil 400 millones de dólares) que hasta ahora reservó para cubrir los costos del escándalo por emisiones de gases, dijo el presidente ejecutivo de la automotriz alemana.

"Los seis mil 500 millones de euros se aplicarán al llamado a revisión (de vehículos)", dijo a medios periodísticos Matthias Müeller en la sede central de VW en Wolfsburg. "Sobre provisiones adicionales, sólo puedo especular. Si hubiera una cambio en el volumen de ventas, reaccionaríamos rápidamente", agregó.

El presidente-ministro de Baja Sajonia, Stefan Weil, miembro del consejo supervisor de VW, dijo que las ventas se han mantenido estables en lo que va de octubre.


VW también confirmó que detuvo las ventas en la Unión Europea de autos nuevos a diésel que contienen el software que puede falsear los datos en las pruebas de emisiones de gases tóxicos.

El 18 de septiembre, Volkswagen reconoció que utilizó el software para manipular las pruebas de emisiones en autos a diésel en Estados Unidos, lo que provocó la mayor crisis en la historia de la empresa.

El reconocimiento borró alrededor de una cuarta parte del valor de mercado de la automotriz, provocó la renuncia de su presidente ejecutivo Martin Winterkorn y disparó investigaciones en todo el mundo.

Consultado sobre si un pequeño grupo de empleados podrían ser los únicos responsables por el engaño, Müeller aseguró que "seguimos en medio de las aclaraciones, incluyendo el tema de los posibles culpables y las causas".

Müeller confirmó que las investigaciones eran "relativamente extensas y complejas" y que se remontaban a 2005.