Empresas

5 errores comunes que cometen los emprendedores 

Expertos indican cuáles son los errores más comunes al momento de emprender y cómo hacer para evitarlos y no dejar que tu idea se quede en el camino de convertirse en un producto rentable y comercializado.
Omar Ortega
06 marzo 2017 18:56 Última actualización 06 marzo 2017 23:38
5 errores comunes que cometen los emprendedores (Especial)

5 errores comunes que cometen los emprendedores (Especial)

Emprender un negocio no es una tarea fácil y existen algunos obstáculos con los que te encontrarás al echar a andar tus ideas.

Según un reporte realizado por el Instituto del Fracaso, sustentado por organizaciones como la Amexcap, en México el 75 por ciento de las startups cierran operaciones luego del segundo año de existencia.

Es por ello que, para que tu proyecto no se quede en el camino, debes conocer los que, según los expertos, son los 5 errores más comunes que se cometen al emprender y cómo hacer para no caer en ellos.

1. Querer hacerlo todo

Daniel Marcos, coach empresarial y presidente de la aceleradora Gazelles Latinoamérica, recomienda enfocar la atención en lo que realmente es importante y no querer acaparar toda la actividad del negocio, ya que tarde o temprano algo se puede salir del control.

“El enfoque es lo más importante. Un error común es querer hacer todo, y cuando empiezas crees que hacer mucho es mejor, y no, debes aprender a que se deben hacer muy pocas cosas pero hacerlas muy bien”, explicó en entrevista para El Financiero.

2. Deseo de escalar prematuramente

El coach empresarial indica que escalar es un proceso que puede llevar un largo tiempo, dependiendo del negocio, y que pretender un crecimiento prematuro puede derivar en una gran decepción.

“Debes estabilizar tu negocio, entender el negocio, tu propuesta de valor, y después escalarlo. Si quieres escalar muy rápido, lo acabas matando”, indicó.

“Por ejemplo, ¿qué hace el emprendedor? se pone a buscar capital muy rápido, ¿cómo vas a buscar capital si no has vendido un peso? al tener una obligación y estar, por así decirlo, un poco desesperado por escalar, avienta el capital rápido y ese capital se quema”, agregó.


3. No tener presupuestos claros

Además del dinero que se empleará para emprender un nuevo negocio, se debe tener un presupuesto claro de lo que se requiere para vivir, más aún si se trata de dejar un trabajo convencional para dedicarle el 100% a la nueva empresa.

“Uno de los primeros errores es no tener claro el presupuesto de vida que necesitan para dejar sus trabajos y dedicarse en tiempo completo”, considera Didier Quiroz, director asociado de 500 startups, en entrevista para El Financiero.

“Tienen que tener un presupuesto de negocio, cuanto necesita la startup para lograr sus objetivos mes con mes. Desde el equipo que requieren hasta los servicios de marketing, cuánto implica eso al mes, requieres tener claros tus dos presupuestos, uno personal y uno para tu negocio”, agregó.


4. No dedicar tiempo completo

En este punto puede existir un problema para quienes no cuenten con el capital necesario para dejar un trabajo convencional y dedicarle el 100% del tiempo al emprendimiento.

De la mano del punto anterior, Didier Quiroz recomienda hacer un ahorro suficiente para poder, por lo menos 6 meses, dedicarse de tiempo completo al negocio para impactar directamente en el crecimiento.

“Esa es una dinámica complicada porque los avances no son tan exponenciales contra quienes sí deciden dedicarle 100%, lo que logres en 10 meses lo puedes lograr en 2 si te dedicas en tu tiempo completo”, consideró.

1
 

 

emprendedor


5. Alianzas claras, claves para crecer

Para todas las cuestiones que implica emprender, desde el marketing hasta la asesoría legal y fiscal, las alianzas son fundamentales.

En materia fiscal y de contabilidad, por poner un ejemplo, Didier cree que aliarse con una startup del ramo es lo más conveniente si no se quieren tener consecuencias graves en materia de impuestos.

“Recomiendo que te acerques con alguna startup que se dedica a contabilidad, muchas veces es ajeno a la experiencia de una persona el tema tributario y de impuestos, y es mejor asesorarse con la experiencia de otros aunque cueste un poquito más, pero que no cueste muy caro después”, dijo.

Una opción para generar esas alianzas favorables, puede ser el "coworking", que Didier Quiroz recomienda para las empresas que ya generan el ingreso suficiente para poder pagarlo.

“Se los recomendaría siempre y cuando tengan el dinero para pagarlo, es recomendable porque convives con otros emprendedores, conoces iniciativas, escuchas de fondos, te recomiendas con gente y beneficia en tu red de contactos”, finalizó.