Empresas

En 2016 llegará el primer 787-9 Dreamliner de Aeroméxico

Afinales del próximo Aeroméxico recibará su primer 787-9 Dreamliner, avión que comenzará a sustituir a la flota de los modelos 777;  además, tras completar el pedido de 10 aeronaves 787-8, cuyo último modelo llega en diciembre de este año, se estará incrementando la clase premier y turista.
Notimex
18 octubre 2015 14:48 Última actualización 18 octubre 2015 14:56
Aeroméxico. (Bloomberg)

Aeroméxico. (Bloomberg)

Será a finales del próximo año cuando Aeroméxico reciba su primer 787-9 Dreamliner, avión que comenzará a sustituir a la flota de los modelos 777 que operan la ruta hacia Madrid, Sao Paulo y Shanghai, así como para incrementarla.

El director de Relaciones Institucionales de la aerolínea, Carlos Torres, señaló que tras completar el pedido de 10 aeronaves 787-8, cuyo último modelo llega en diciembre de este año, con este nuevo modelo se estará incrementando la clase premier y turista.

En entrevista, explicó que "es un avión que por las características que tiene es más eficiente que el 777 y eso permitirá que en la flota de cabina ancha sólo se opere con el 787".

El fabricante estadounidense de aviones Boeing prevé que para el año 2016 el ritmo de producción del 787 aumente a 12 aviones por mes, debido a que en la actualidad es de 10, y antes de que termine la década serán 14.

El vicepresidente de Ingeniería del programa 787, Ron Hinderberger, comentó que hasta el momento han registrado mil 87 pedidos con 60 clientes, incluido Aeroméxico.

La familia del 787 consta de tres modelos diferentes que proporcionan beneficios en consumo de combustible, con un ahorro de entre 20 y 25 por ciento, así como baja en emisiones contaminantes.

Además, "los vuelos operados con este equipo se traducen en una experiencia en la que el pasajero se siente más fresco y menos cansado al final del viaje", expuso.

Cabe mencionar que el 787-8 está siendo utilizado para reemplazar el 767-300 ER, y para el próximo año se contará con el 787-9, avión que tiene seis metros más de largo que el anterior y una capacidad de pasajeros de 290, y 23 por ciento más para carga.


En cuanto al 787-10, esta aeronave mide 5.5 metros más que su antecesor, con una capacidad de 330 pasajeros y 3.0 por ciento más en carga, lo que permitirá enlazar las rutas que hoy opera el 787-9.