Empresas

Esta empresaria inició con 70 mil pesos y ya factura 20 mdp

La empresa se dedica a proveer de infraestructura a familias de comunidades rurales para la producción de huevo de ave libre de jaula, y con 2 mil 500 instalaciones incluso provee a cadenas como City Market.
Diana Nava
21 marzo 2017 21:27 Última actualización 22 marzo 2017 12:56
(Cortesía)

(Cortesía)

Itzel Mayo pasó de pedir un préstamo de 70 mil pesos para desarrollar corrales de traspatio para aves en 2005 a facturar 20 millones de pesos anuales con su empresa Grupo Murlota.

La firma se dedica a proveer a familias de comunidades rurales de la infraestructura necesaria para tener gallinas en corrales de traspatio y así fomentar la producción de huevo de ave libre de jaula.

En promedio en los últimos cinco años ha instalado cerca de 500 corrales, al alcanzar las 2 mil 500 instalaciones desde el 2012 a la fecha, en comunidades de escasos recursos en 11 estados como Puebla, Tlaxcala y Morelos.

“La mini granja (ideada por Itzel) puede ser montada en cualquier localidad rural en México, en cualquier país con comunidades rurales. Es un modelo replicable y escalable porque se puede tener desde dos o tres gallinas, hasta dos mil o tres mil”, dijo la emprendedora en entrevista.

A través de acuerdos con municipios, Grupo Murlota instala en los hogares un módulo de producción avícola que contiene una casa de madera (para las aves), un comedero, bebedero, alimento y asistencia mínima de un año.

Este negocio incluso permitió que las mujeres beneficiadas sean proveedoras de huevo orgánico para las cadenas The Green Corner y City Market.

La principal finalidad del modelo de Itzel es aumentar la disponibilidad de alimento con alto contenido proteico a familias, sin embargo, éstas sólo consumen cerca de 30 por ciento de lo producido por las aves y al vender el resto reciben cerca de un salario mínimo diario.

“El modelo está elaborado para que cada familia tenga 35 gallinas, para producir 30 huevos diarios y obtener cerca de un sueldo mínimo diario de ingreso, invirtiendo sólo dos horas al día sin salir de casa.”