Ellos ganarán con la reforma fiscal de Trump… y son mexicanos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ellos ganarán con la reforma fiscal de Trump… y son mexicanos

COMPARTIR

···
Empresas

Ellos ganarán con la reforma fiscal de Trump… y son mexicanos

La reforma tributaria del presidente Donald Trump -que disminuye el Impuesto Sobre la Renta para compañías de 34 a 21 por ciento- tendrá beneficiarios mexicanos y no sólo estadounidenses.

Axel Sánchez
19/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La reforma fiscal de Estados Unidos impulsada por el presidente de esa nación, Donald Trump, no sólo beneficiará a las empresas norteamericanas, también a algunas mexicanas con operaciones en el vecino país del norte.

Desde el pasado 1 de enero, las compañías que operan en la Unión Americana gozarán de la reducción del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 34 a 21 por ciento; incluso en aquellas que manejan marcas únicamente para ese país el gravamen puede bajar hasta 13.12 por ciento.

Dentro de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), hay al menos 18 mexicanas con actividades fabriles en Estados Unidos y de las cuales 5 obtienen un porcentaje relevante de sus ingresos de este mercado: Grupo Cementos de Chihuahua (GCC), José Cuervo, Gruma, Grupo Bimbo y Alpek. Algunas incluso sólo operan marcas para esa nación.

Lissett Tautfest, socia líder de impuestos internacionales de PwC México, explicó que no es necesario contar con una dirección fiscal en Estados Unidos, pues basta con tener una filial registrada en ese país que pague impuestos para aplicar a los beneficios de la reforma fiscal.

“La reforma sí trata de beneficiar el negocio que usa insumos, como son los bienes de consumo de Estados Unidos”, destacó la experta.

Manuel Rico, socio de impuestos corporativos de KPMG México, comentó que hay ciertas reglas, dependiendo del tipo de actividad e ingreso o bien de la estructura corporativa con la que operen las compañías en el país vecino, para beneficiarse de la reforma fiscal.

“También es importante que utilicen mano de obra estadounidense para la fabricación de sus productos”, añadió Rico.

GCC es una de las que más puede aprovechar esta situación, pues tiene 4 plantas de cemento, 87 de concreto, una mina de carbón y 22 centros de distribución en la Unión Americana. Así, Estados Unidos representa alrededor del 74 por ciento del total de sus ventas anuales.

“Entre enero y noviembre de 2017, los volúmenes de venta de cemento en Estados Unidos aumentaron 28.8 por ciento respecto al mismo periodo de 2016. El incremento refleja una fuerte demanda y las adquisiciones en Texas y Nuevo México a finales del año pasado”, dijo GCC en un comunicado.

José Cuervo también se beneficiaría de la reforma porque tiene 2 destilerías y 3 embotelladoras en Estados Unidos, principalmente para whisky y vodka.

Alrededor del 50 por ciento de sus ingresos anuales dependen de Estados Unidos, según los analistas.

“La reforma ofrecerá un alivio fiscal temporal para las bebidas alcohólicas en Estados Unidos durante los próximos dos años, con la posibilidad de ser renovado luego de su vencimiento en 2019”, cita en un reporte reciente Luis Miranda, analista de Santander.

“Consideramos que este beneficio fiscal será positivo para la industria; sin embargo, necesitamos más información de cómo será aplicada la ley para evaluar el efecto sobre las operaciones de Cuervo en Estados Unidos”, añadió el experto.

Gruma y Bimbo son otras firmas del sector agroalimentario que pueden verse favorecidas de los cambios en el fisco estadounidense, pues 56 y 40 por ciento de su facturación, respectivamente, proviene de ese mercado.

Gruma tiene 20 plantas de la marca Mission Foods y 6 de Azteca Milling, mientras que la panificadora Bimbo suma 59 fábricas en ese país.

Alpek es otra compañía que depende mucho de la vecina nación, pues 43 por ciento de sus ventas anuales las genera en ese mercado, donde maneja 6 plantas de producción de plástico.

,
“empresas18ene.jpg
,


OTRAS BENEFICIADAS

Otra firma que tiene oportunidades con la reforma fiscal de Estados Unidos es Arca Continental, luego de que en 2017 compró algunos territorios de Coca-Cola en el sur de ese país.

La firma dirigida por Francisco Garza Egloff se hizo de la operación de 9 plantas embotelladoras y 34 centros de distribución, con los que factura 2 mil 350 millones de dólares anuales.

Otro caso es Cemex, la mexicana que más empleos genera en Estados Unidos con 9 mil 83 plazas. La firma regiomontana maneja en esa nación 12 plantas y 39 terminales de cemento, 6 unidades de importación y 345 plantas de premezclado. Cerca de 26 por ciento de sus ventas las obtiene en este mercado.

“Pero el impacto no será significativo dadas pérdidas fiscales de ejercicios anteriores por amortizar”, dijo en un reporte Cecilia Jiménez, analista de Santander.

Bachoco tiene una presencia relevante en el norte de la frontera. Posee 202 granjas de pollo y 326 dedicadas a engordar animales, además de 2 procesadoras, 2 incubadoras y 3 empacadoras. Ahí emplea a 3 mil 385 personas.

Otras firmas con operaciones en Estados Unidos, pero que generan la mayor parte de sus ventas en otros países son las siguientes: Industrias CH, Elementia, Interceramic, GMéxico, Vitro, Mexichem, BioPappel y FEMSA.

,