Empresas

El vuelo más largo del mundo durará ¡20 horas!

La aerolínea Qantas Airways está a punto de lograr un sueño: conectar a las ciudades de Londres y Sídney sin realizar una sola escala.
Justin Bachman | Bloomberg
25 agosto 2017 8:47 Última actualización 25 agosto 2017 11:51
Qantas Airways (Reuters)

Qantas Airways (Reuters)

Casi todo el mundo prefiere volar sin escalas, especialmente los ejecutivos. Y es más probable que estos estén en posición de poder permitirse el coste adicional. Pero ahora mismo, ni con todo el dinero del mundo se puede volar desde Sídney hasta la Gran Manzana o el Reino Unido sin hacer una parada, porque los aviones comerciales no pueden cubrir esa distancia.

Puede que esto cambie pronto. Durante muchos años, los ejecutivos de la operadora australiana Qantas Airways anhelaban ofrecer un vuelo directo desde Sídney y Melbourne hasta Londres. Ahora, con el desarrollo tecnológico, por fin ven el potencial para cumplir ese sueño.

Dos nuevos modelos planeados por Airbus y Boeing, según esperan, lograrán hacer el viaje sin escalas a Londres —en 20 horas y 20 minutos— desde Sídney. Este modelo nuevo también atravesaría el Océano Pacífico y llegaría a Nueva York en unas 18 horas.

Este viernes, el máximo ejecutivo de Qantas, Alan Joyce, lanzó un “reto” público a las empresas para que extiendan la autonomía del nuevo 777X de Boeing, que se anticipa para 2020, y la versión de “distancia ultra larga” planeada para el A350 de Airbus, que se lanzará el año que viene.

Qantas espera recibir ese avión y abrir su ruta entre Sídney y Londres en 2022, afirmó la empresa como parte de sus resultados de ingresos para el año completo.

Qantas observó que los dos aviones “se pueden acercar” a los requisitos necesarios para hacer misiones a Londres y Nueva York. La arenga pública busca hacer que uno o ambos fabricantes revisen sus esquemas técnicos para alargar todavía más la distancia cubierta.

Un vuelo sin escalas entre Sídney y Londres acortaría en casi cuatro horas los tiempos de viaje actuales con una escala; en el caso de Nueva York, se podrían ahorrar casi tres horas. En un comunicado enviado por e-mail, Airbus afirmó que estaba a la altura del desafío.

“Pondremos en servicio el A350-900 ULR el año que viene para vuelos de distancia ultra larga de hasta 20 horas”, dijo la empresa. “Deseamos trabajar con Qantas para ver cómo podemos cumplir sus requisitos para volar sin escalas entre Sídney y Londres”.

Boeing no respondió inmediatamente a correos electrónicos en los que se solicitaban comentarios.

Los vuelos de larga distancia se han vuelto mucho más comunes en los últimos años, en tanto los aviones compuestos de menor peso, combinados con una tecnología para turbinas de avión que es más duradera y con un uso más eficiente del combustible, abrieron una serie de rutas nuevas con modelos de larga distancia de Airbus y Boeing.

“Por lo que hicieron con otros aviones, se sabe que las rutas Sídney-Londres y Melbourne-Londres realmente son posibles”, dijo Joyce al Sydney Morning Herald en abril.

Singapur
, por ejemplo, planea utilizar el Airbus A350-900 ULR el año que viene para retomar sus vuelos sin escalas a Los Ángeles y Nueva York, cinco años después de cancelarlos por los costes del combustible.

United Continental
vuela sin escalas entre San Francisco y Singapur una vez al día, y Qantas vuela de Dallas a Sídney. Ambos vuelos pueden superar las 16 horas.

Qantas abrió su primera “Ruta Canguro” entre Sídney y Londres en diciembre de 1947 con un Lockheed Constellation. El viaje tardaba cuatro días. Dentro de algunos años, la operadora con un canguro en su bandera espera poder hacerlo en poco más de 20 horas.