Empresas

El gigante de EU que competirá de lleno con Gruma

La compañía estadounidense que adquirió a la mexicana Minsa cerró 2016 con ventas por casi 43 mil millones de dólares y sus acciones aumentaron 9.6% su valor por un incremento en sus ventas en el 4T16.
Jonathan Ruíz
16 febrero 2017 0:10 Última actualización 16 febrero 2017 4:55
(El Financiero)

(El Financiero)

Una enorme empresa estadounidense ya recibió acceso a las grandes ligas del mercado de harina de maíz que hasta hoy domina Gruma.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) autorizó el 19 de enero la compra de la mexicana Minsa por parte de Bunge, de acuerdo con información liberada esta semana través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La compradora, una compañía basada en White Plains New York, dedicada a la producción y venta de harina de trigo y que en 2013 entró al negocio del otro cereal, cerró 2016 con ventas por casi 43 mil millones de dólares, que se comparan con el equivalente a 3 mil 600 millones de dólares que vendió globalmente Gruma en el mismo lapso.

Esta semana las acciones de Bunge aumentaron 9.6 por ciento su valor en el mercado no sólo por la revelación, sino principalmente porque el corporativo reportó ventas al cuarto trimestre de 2016 por 12 mil 100 millones de dólares, superiores en 700 millones de dólares a las esperadas por analistas.

Minsa, la empresa mexicana que adquirió la estadounidense, vendió el equivalente a 312 millones de dólares en 2016. Sus nuevos dueños pretenden deslistarla de la BMV.

“Grupo Minsa, una productora norteamericana líder de harina de maíz, complementará nuestro actual negocio de molienda de trigo en México y aumentará nuestra oferta de valor agregado en nuestro negocio ‘B2B’ en los Estados Unidos”, dijo ayer a analistas Soren Shroder, director general de Bunge al informar sobre sus ventas de 2016. Añadió que espera un “fuerte” incremento de sus ingresos para este año.

Aparte, el director en México de la compañía, Daniel Maldonado, dibujó al cierre del año pasado el panorama para la empresa ante lo que en ese momento era la inminente aprobación de la compra de Minsa.

El 13 de diciembre dijo a accionistas que la empresa por adquirir es la segunda en molienda de maíz, misma que añade 5 molinos que pueden producir 700 mil toneladas anuales más dos instalaciones en Estados Unidos con capacidad para 150 mil más. En su portafolio, explicó, hay 5 mil nuevos clientes para Bunge.

“Creemos que podemos expandir la capacidad de algunas instalaciones que adquiriremos de Minsa internacionalmente, no solo para el mercado mexicano y crea vínculos más fuertes con nuestro ‘agronegocio’ global en términos de poder mover flujos desde puntos internacionales hacia México y viceversa”, anticipó Maldonado ese día.

Indicó también que independientemente de la compra de Minsa, Bunge ya construye un nuevo molino en México para atender un creciente mercado turístico peninsular.

Dichas instalaciones incluyen un almacén para 35 mil toneladas de trigo importado, a unos 20 kilómetros del puerto de Progreso y de Mérida, en Yucatán; que también se ubica a 300 kilómetros de la Riviera Maya, en Quintana Roo.

empresas