Empresas

El coloso cervecero AB InBev pone en venta marcas europeas

Entre los posibles compradores podrían ser Heineken o Carlsberg, de acuerdo con analistas, ambas empresas podrían enfrentar cuestiones de competencia si desean esos activos. Te contamos por qué AB Inbev quiere vender marcas de SABMiller.
Bloomberg 
29 abril 2016 16:39 Última actualización 30 abril 2016 11:50
cerveza AB InBev

(Bloomberg)

El plan de AB InBev de vender las marcas de cerveza de SABMiller en Europa central y oriental ha sido presentado como una nueva concesión ante los organismos anti-monopolio.

Pero a diferencia de la venta del 49 por ciento de participación de SABMiller en China Resources Snow Breweries por mil 600 millones de dólares y de algunas de sus cervezas premium a Asahi, ésta es una venta en donde el vaso no está medio vacío.

Aquellos eran activos fuertes en buenos mercados, que pudieron haber sido abandonados con tristeza tristeza por los negociadores de AB InBev, que buscaban la luz verde regulatoria para el acuerdo de 107 mil 500 millones de dólares, acuerdo conocido como 'Megacervecería'.

La última venta europea nace más como una elección estratégica.

Como señala Duncan Fox, de Bloomberg Intelligence, SABMiller apunta a países con poblaciones jóvenes, de rápido crecimiento, áreas urbanas prósperas y clases medias fuertes.

De allí que el 64 por ciento de ingresos operativos se genere en América Latina y África, dice Fox. 

En cambio, Europa, de crecimiento más lento, no constituye una prioridad. Los activos de SABMiller en Europa central y oriental tampoco han mostrado un desempeño demasiado auspicioso. Los volúmenes de Lager en Europa cayeron 1 por ciento en su último ejercicio.

Aún así, los activos en Europa central todavía representan un negocio considerable, con un valor estimado entre 10 y 14 veces las utilidades operativas de alrededor de 460 millones de dólares.

Esto ubicaría el valor de la unidad en un nivel cercano a los 6 mil millones millones de dólares. Esos beneficios resultarán sustanciales a la hora de financiar el gigantesco acuerdo de la 'Megacervercería'.

1
Posibles compradores

 

Carlsberg

En términos de compradores naturales, tanto Heineken como Carlsberg podrían enfrentar cuestiones de competencia si desean esos activos.

Carlsberg lidera el mercado de la cerveza en Europa oriental, con 24 por ciento en 2014, seguida por Heineken con 16.1 por ciento, según Euromonitor.

Molson Coors podría tener pretensiones, ya que trata de expandirse en la región. Cuenta con una participación de mercado del 5 por ciento en Europa oriental, aunque podría tener que ampliar su capital. De no ser así, existen compradores del mundo de las finanzas y entre las cerveceras de afuera de Europa.

La nipona Asahi está en proceso de compra a SABMiller de Grolsch, Meantime y Peroni, y podría tomar a las marcas de Europa central.

Como ya se ha señalado en Gadfly, las acciones de AB InBev vienen teniendo mejores cotizaciones gracias a su capacidad de tener mayores márgenes operativos que sus rivales.

Pero los costos han aumentado al tratar de reactivar sus marcas de cervezas comunes en los Estados Unidos, y al expandirse hacia el mercado la cerveza artesanal, donde los ingredientes de calidad superior suelen ser más costosos.

También surgen interrogantes sobre si AB InBev puede obtener con el acuerdo de la 'Megacervecería' algún ahorro más que los mil 400 millones de dólares anuales prometidos, tal como esperan los inversores.

Por lo menos esta última medida muestra que en lo que respecta a eliminar gastos improductivos, su fama de astuto administrador de los activos sigue intacta.

: