Empresas

Diputados exigen a 'El Bronco' cumplir acuerdos con KIA Motors 

Con un punto de acuerdo, la Cámara de Diputados exhortó al gobierno estatal a resolver el problema de incumplimiento del convenio firmado con la compañía KIA Motors para la instalación de una planta en territorio neoleonés.
Víctor Chávez
07 abril 2016 21:17 Última actualización 08 abril 2016 7:27
Kia

La empresa se fundó en 1944

El Pleno de la Cámara de Diputados exhortó al gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, resolver la problemática del incumplimiento del convenio firmado entre el gobierno estatal (durante la gestión de Rodrigo Medina) y la compañía KIA Motors.

En un Punto de Acuerdo, avalado por mayoría y en votación económica, destaca en sus consideraciones que “el panorama económico de la industria automotriz, favorable para el país, parece no quedarle claro al actual gobernador”.

Señala que “en ocho meses de su administración, el mandatario ha sido incapaz de resolver un problema que aparentemente es local, pero que tiene repercusiones de índole nacional e internacional”.

“Se trata de la incapacidad del gobierno estatal de brindar la certeza jurídica necesaria para cumplir los acuerdos firmados con la empresa KIA Motors”, se anota.

Se plantea “evitar repercusiones económicas nacionales e internacionales, así como la vulneración del principio de certeza jurídica”.

Este planteamiento figura en el Punto de Acuerdo, que el pleno aprobó por mayoría y como de “urgente y obvia resolución”, propuesto por el diputado Alfredo Javier Rodríguez Dávila, del PAN. En tribuna, el PRD y MC se manifestaron en contra y Morena se abstuvo.

También exhorta a las secretarías de Economía y de Comunicaciones y Transportes a que “coadyuven con las autoridades de Nuevo León a dar cumplimiento a ese convenio, para impulsar un marco jurídico que propicie el desarrollo económico y social de la entidad y de la región”.

El dictamen remarca que “no obstante la situación política actual, caracterizada por el cambio de administración estatal, ha devenido en una serie condenas públicas por la manera en que se negociaron las condiciones para atraer la inversión a Nuevo León”.

“Estas condiciones y compromisos, sean o no cuestionables, fueron el instrumento determinante para que la inversión llegara a la entidad federativa, y que en su momento brindaron certeza jurídica y viabilidad al proyecto de la empresa”.

Por ello, “los cambios de gobernantes no eximen de los compromisos adquiridos por las instituciones”, sostiene.

Plantea que “la inversión de la empresa en el estado superará 3 mil millones de dólares, de los cuales la inversión directa asciende a mil millones y los restantes serán invertidos por los proveedores”.

“Éste es el monto más alto que la empresa ha asignado a la inversión de un país, superando, casi duplicando, la inversión realizada en China, la cual había sido la mayor hasta ahora”, precisa.

“Esta significativa inversión ha creado tal atmósfera de confianza, que hasta el momento 14 compañías coreanas ya han asegurado su participación en el país como proveedores”, asegura.

Con la llegada de KIA a Nuevo León, “se tiene proyectada la generación de 14 mil empleos, de los cuales tres mil de ellos serán creados directamente por la empresa y los demás por los proveedores”.

De estos puestos de trabajo, se estima que al menos 93 por ciento será ocupado por mexicanos. Adicionalmente, se prevé llegar a un total de 40 mil puestos de trabajo, contando los empleos indirectos.