Empresas

Decreto que regula la importación de autos usados se extiende a 2016

El presidente de la AMIA, Eduardo Solís Sánchez, informó que el gobierno federal decidió extender un año más la regulación para la entrada de unidades y se espera que con esto el mercado interno tenga mayor orden para el siguiente año.
Notimex
15 diciembre 2015 14:27 Última actualización 15 diciembre 2015 14:53
autos

autos

El gobierno federal decidió prorrogar un año más el decreto que regula la importación de autos usados, informó el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís Sánchez.

"Hemos sido informados por las secretarías de Economía y de Hacienda que se ha decidido prorrogar por un año más. Nos congratulamos por tener un decreto que regula la importación de autos usados y que ha permitido que mejores autos que no son chatarra, ni basura entren a nuestro país".

Este decreto fue declarado constitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por lo que ya no operan amparos al respecto, estará vigente durante todo 2016, debido a su renovación.

El decreto, dijo, se extiende en sus términos, por lo que se espera que el mercado tenga un mayor ordenamiento para el siguiente año.

"Para nosotros era fundamental que se prorrogara en sus términos porque pesa sobre él una decisión de la SCJN que le otorga la jurisprudencia necesaria para señalar que es constitucional".

Luego de que este decreto se declaró constitucional y se eliminaron los amparos que sobre él pesaban, se registró una caída de alrededor de 68 por ciento en la importación de unidades usadas.

Solís Sánchez señaló que de acuerdo con un estudio que realiza la AMIA, los dos mayores inhibidores de la venta de autos en el país son precisamente la importación indiscriminada de vehículos usados y la falta de crédito.

En entrevista adelantó que de acuerdo con la actualización del estudio sobre el mercado interno "lo que nos indica es que la importación de autos usados y el tema del crédito siguen siendo los que no han permitido explotar el potencial".

Esto, a pesar de que México tiene un mercado interno que crece con cifras cercanas a 20 por ciento.

Y aunque las acciones entre la industria, gobierno federal y las autoridades judiciales han deprimido la importación de autos, aún falta mucho por combatir. "No hay duda. Nos falta un buen camino, si; pero muy lejos del millón 900 mil unidades, que es en donde tenemos que estar".