Empresas

Trump hace repensar colaboración de Daimler con Nissan en México 

Daimler está reexaminando el alcance de su colaboración con Nissan en la fábrica de Aguascalientes, tras la amenaza de EU de gravar aranceles a los autos fabricados al sur de la frontera, dijo el presidente ejecutivo de la alemana, Dieter Zetsche.
Bloomberg
02 febrero 2017 10:10 Última actualización 02 febrero 2017 11:30
CEO de Daimler, Dieter Zetsche. AFP

CEO de Daimler, Dieter Zetsche. (AFP)

Daimler y Nissan están reexaminando el alcance de su colaboración en la fábrica mexicana que planean para la producción de autos Infiniti y Mercedes-Benz.

Daimler y Nissan están construyendo en conjunto una planta de mil millones de dólares en Aguascalientes que tiene previsto comenzar a fabricar este año los modelos de lujo Infiniti de Nissan y los vehículos compactos Mercedes en 2018. Si bien las intenciones de Mercedes persisten a pesar de la amenaza de Estados Unidos de gravar aranceles a los autos fabricados al sur de la frontera, el alcance de la colaboración está en revisión.

“Hay algunas interrogantes respecto de nuestros esfuerzos para crear una plataforma compacta conjunta”, dijo el presidente ejecutivo de la alemana, Dieter Zetsche, en la conferencia de prensa anual de la compañía en Stuttgart, Alemania.

Estamos en proceso de analizar si usaremos o no una plataforma conjunta o componentes comunes

Daimler y Nissan han desarrollado y producido vehículos en conjunto desde 2010 a los efectos de competir mejor con rivales más grandes como Volkswagen. Su emprendimiento conjunto ha producido autos urbanos, camiones y motores, incluyendo versiones eléctricas del auto Smart de Daimler. La planta de Aguascalientes tendrá una capacidad de producción de 230 mil autos anuales.

El máximo responsable de Nissan, Carlos Ghosn, dijo en enero que el emprendimiento con Daimler podría adoptar una “forma diferente”, y tanto Ghosn como Zetsche dijeron el año pasado que el ritmo de su colaboración podría desacelerarse ahora que los proyectos obvios han sido objeto de ataque.

Compañías automotrices desde Ford hasta Toyota han sido blanco de las críticas del presidente Donald Trump por fabricar autos en México para vender en los Estados Unidos. Trump ha asegurado que renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y propuso un impuesto a los autos importados.

La fábrica formará parte de una red global de Mercedes compuesta por cuatro centros diferentes que producen autos más pequeños, dijo Zetsche.

Para 2016, el grupo reportó un incremento de 5 por ciento en volúmenes de ventas y un alza de 3 por ciento de sus ingresos, a 153 mil 300 millones de euros. En tanto, su utilidad neta alcanzó un récord de 8 mil 780 millones de euros para todo el año y de 2 mil 210 millones de dólares en el último trimestre.