Empresas

Cuesta más barato a las empresas la corrupción en México que en EU

Los escándalos de corrupción en México cuestan a las empresas un monto máximo de 10 millones de dólares, 2.5 veces menos que en Estados Unidos en donde el mínimo es de 25 mdd, esto debido a la debilidad del marco regulatorio y legal en el tema.
Axel Sánchez
01 diciembre 2014 19:39 Última actualización 02 diciembre 2014 4:55
 [Riesgo político, corrupción y falta de personal calificado, entre las principales causas. / Arturo Monroy] 

[Riesgo político, corrupción y falta de personal calificado, entre las principales causas. / Arturo Monroy]

En México, los escándalos de corrupción cuestan a las empresas al menos 2.5 veces más baratos que en Estados Unidos, debido a la debilidad del marco regulatorio y legal en esta materia.

De acuerdo con Alfonso Crespo, director de Investigación de Fraudes de Ernst & Young, bajo la Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas vigente en México, se multa con un máximo de 10 millones de dólares a una persona moral en caso de modificación de libros y violaciones de contabilidad, mientras que en Estados Unidos el mismo caso amerita una sanción económica mínima de 25 millones de dólares.

En el supuesto de que la falta la realice una persona física, en México se multa con un máximo de 250 mil dólares, en tanto que en Estados Unidos la sanción puede alcanzar los 5 millones de dólares.

Un ejemplo de esto es Walmart de México y Centroamérica, empresa que se vio envuelta en un escándalo por presunta corrupción para abrir tiendas en el país. Pese a que la ley de cumplimiento de Estados Unidos obligó a la empresa a reforzar sus políticas y la investigación en este país sigue en curso, en México la Secretaría de la Función Pública no pudo acreditar las malas prácticas.

El retailer de origen estadounidense no presenta resultados sobre la investigación interna y externa en Estados Unidos después de haber sido denunciada, en el 2012.

Otro caso es el de Banamex, propiedad de la estadounidense Citigroup, institución que fue multada con 30 millones de pesos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, tras descubrirse un fraude realizado por la empresa de servicios petroleros Oceanografía, en el que estuvieron involucrados funcionarios del banco, así como por fallas en su seguridad interna.

En contraste, en julio de 2014 su matriz Citigroup enfrentó en Estados Unidos una multa de 4 mil millones de dólares por malas prácticas involucradas con ventas fraudulentas y de productos financieros “tóxicos” que no estaban vigilados.

Por su parte, Avon protagonizó en octubre de 2008 el caso de corrupción más costoso en la historia de la Ley de Prácticas Corruptas Foráneas (FCPA, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, al ser encontrada culpable en dar sobornos en países como México y China. Sin embargo, la sanción no fue detectada ni aplicada por autoridades mexicanas.

La semana pasada el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer un decálogo de medidas para reforzar la seguridad y el Estado de derecho en México, entre las que se encuentra una que promueve la pronta aprobación de las diversas leyes y reformas para combatir la corrupción.

Ernst & Young realiza una encuesta anual a empresas mexicanas sobre el tema de fraudes y sobornos.

“Este año encontramos que 38 por ciento de los encuestados mexicanos considera que el soborno es una práctica común utilizada para obtener contratos, porcentaje mayor al resultado de Latinoamérica (21 por ciento)”, explicó Crespo, director del Investigación de Fraudes de Ernst & Young.

Por su parte, Jesús González, Socio de Sostenibilidad, Gestión de Riesgos y Gobierno Corporativo de la consultora KPMG, dijo que las multas en México no están determinadas, ni siquiera en el sector financiero, donde la regulación es más estricta.

“Las normas internacionales hablan de la operación del negocio y hay veces que donde ocurre el acto no se persigue, pues la empresa sólo responde a sanciones originadas en el lugar donde tiene sus operaciones centrales”, explicó.

Refirió que las multas en México son discrecionales y mucho menores a las que se aplican en Estados Unidos. “Falta trabajar en la materia, porque actualmente las empresas no consideran las multas como una amenaza”, explicó.

GASTAN EN IMAGEN Y REGULACIÓN INTERNA

En los últimos cinco años, firmas como Walmart, Banamex y Avon destinaron casi 800 millones de dólares a investigaciones para encontrar a los probables responsables de casos de corrupción en México y mejorar políticas de cumplimiento regulatorio.

Internamente, Banamex registró una pérdida de 165 millones de dólares en el primer trimestre del 2014, consecuencia del fraude realizado por la empresa de servicios petroleros Oceanografía, en el que estuvieron involucrados funcionarios de la institución, así como por fallas en su seguridad interna.

A Walmart le ha costado cerca 157 millones de dólares la investigación por presunta corrupción para abrir tiendas en México, principalmente en mejorar sus políticas de cumplimiento y reforzar su equipo en esta área.

Así, el mayor costo asumido por estas compañías es interno y de imagen, por mayores inversiones en medidas de cumplimiento y equipos ‘anticorrupción’.

Avon, por su parte, ha invertido más de 300 millones de dólares durante los últimos cinco años en una investigación interna y en revisiones de cumplimiento por el presunto soborno a funcionarios en México y China.

Según una encuesta de Ernst & Young, en México las empresas destinan 5 por ciento de sus ingresos a temas de sobornos, lo cual se registra como “perdida por operación contable”.

“El 60 por ciento de las personas encuestadas en México informa que las prácticas de soborno y corrupción ocurren de manera común en sus empresas, porcentaje que es ligeramente menor que los encuestados en Latinoamérica, donde es 68 por ciento”, expuso Francisco Crespo, director del Investigación de Fraudes de la firma.

Añadió que las compañías trabajan en realizar esquemas que permitan mejor la transparencia en sus operaciones, por lo que algunas crean protocolos de protección para evitar estas prácticas.

El monto de las multas por corrupción en Estados Unidos son por lo menos el doble de altas que en México.