Empresas

Cuentas por cobrar de ICA se quintuplican

Las cuentas por cobrar de ICA se multiplicaron por 5 de 2007 a 2012 y el gobierno federal aún le debe a la empresa obras como la Línea 12 del metro y el Centro de Convenciones de los Cabos.
Ana Valle
03 diciembre 2015 21:5 Última actualización 04 diciembre 2015 5:0
ica

(Bloomberg)

Entre 2007 y 2012, durante el llamado ‘sexenio de la infraestructura’, las cuentas por cobrar de la constructora ICA se fueron a los cielos, pues se multiplicaron por 5.

El gobierno federal aún le debe obras como La Yesca, la Línea 12 del Metro y el Centro de Convenciones de Los Cabos, las cuales fueron inauguradas desde 2012, pero sigue sin pagar.

En 2007, la deuda de clientes con la empresa dirigida por Alonso Quintana era de 8 mil 614 millones de pesos, pero hacia 2012 ya era 5 veces mayor, al llegar a 46 mil 768 millones, su mayor nivel en la historia de la compañía.

Desde entonces, la compañía ha tratado de reducir sus cuentas por cobrar, pero sin mucho éxito.

Otras obras que el gobierno le sigue debiendo a ICA son la Autopista Nuevo Necaxa-Tihuatlán, el Túnel Emisor Oriente, la carretera Quéretaro-Irapuato, y obras de emergencia en Acapulco, al igual que algunos proyectos con Pemex, de acuerdo con su reporte anual de 2014, último disponible.

Gerardo Cevallos, analista de Vector Casa de Bolsa, comentó que el gobierno federal, principal cliente de ICA, es quien le debe una parte importante de sus cuentas por cobrar.

“En buena medida es el gobierno federal a quien le corresponden las cuentas por cobrar de la empresa, incluso la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción se ha quejado por el retraso de pagos al sector”, señaló Cevallos.

José Espitia, analista de construcción de Banorte-Ixe, coincidió en que ahora las cuentas por cobrar de ICA son principalmente con el gobierno federal y destacó la antigüedad de muchas de ellas.

“La rotación de esas cuentas por cobrar son de entre 180 a 200 días, por lo general y lo que dice la teoría, es que cuando ves una empresa, la eficiencia está por 30 días, derivado de eso es que ICA tiene todos estos temas de que no puede cobrar”, dijo Espitia.

Al cierre de 2014, las cuentas pendientes con mayor antigüedad, entre 180 días o por más de 360 días, eran el Túnel Emisor Oriente, el Hospital General Gea González, el Centro Internacional de Convenciones de Baja California Sur, el Distribuidor Vial Puebla, el Centro de Readaptación de Nayarit y el Hospital General La Paz, entre otros.

“No porque le paguen todas las cuentas por cobrar se va a solucionar su problema financiero porque también tiene cuentas por pagar”, advirtió Cevallos.

Además, el analista señaló que las expectativas del sector construcción no son prometedoras en 2016, pues se espera una reducción de 16 por ciento de recursos para obra, respecto al 2015.