Empresas

Cuatro empresas de la BMV que buscan asociarse con Pemex

Grupo México, Alfa, Mexichem y Grupo Carso, compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, ya ‘levantaron la mano’ y competirán con empresas extranjeras en la búsqueda de sociedades con la petrolera.
Cuatro compañías que cotizan BMV ya ‘levantaron la mano’ y competirán con empresas extranjeras en la búsqueda de sociedades con Pemex.(Especial)

Cuatro compañías que cotizan BMV ya ‘levantaron la mano’ y competirán con empresas extranjeras en la búsqueda de sociedades con Pemex. (Especial)

A inicios del presente mes Pemex presentó su plan de negocios 2016-2021, estrategia con la cual quiere regresar al equilibrio financiero y tener viabilidad de largo plazo. Para ello, a partir del próximo año buscará asociarse con empresas privadas en proyectos de extracción de petróleo, transformación química y generación eléctrica.

Grupo México, Alfa, Mexichem y Grupo Carso, compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), ya ‘levantaron la mano’ y competirán con empresas extranjeras en la búsqueda de sociedades con Pemex, principalmente en extracción de petróleo y transformación petroquímica.

En la operación de campos petroleros (por medio de farm-outs), Pemex proyecta tener una plataforma de producción de 2.1 millones de barriles diarios para 2021. A un precio 42 dólares por barril proyectado por la empresa, esto significaría un negocio de unos 33 mil 580 millones de dólares al año.

En el caso de la petroquímica, las oportunidades para las firmas privadas estarán al sumarse a una cadena productiva, particularmente en la proveeduría del etileno.

“Son proyectos muy positivos, el trabajo para lograrlo será pesado, pero yo creo que se pueden lograr (...). Lo que más interesó es el anuncio de los farm-outs de los campos asignados a Pemex, donde se ampliará el número de contratos (de asociación)”, dijo a El Financiero, Ernesto Marcos Giacomán, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Petroleros (AMESPAC).

10 proyectos
Ofrecerá la empresa productiva del estado que dirige José Antonio González Anaya a partir del próximo año.


Los farm-outs son convenios entre el titular de un campo petrolero (Pemex) con una empresa, la cual le ofrece al primero parte de las ganancias de la explotación a cambio de servicios para operarlo. Pemex ofrecerá 10 proyectos (campos) a partir del 2017.

Otros negocios que pueden ser del interés de las firmas mexicanas son la modernización de dos equipos Jack up (plataforma móvil), además de la construcción de 11 plantas para la generación de 4.6 gigawatts (que representa casi una cuarta parte de la generación eléctrica renovable que hay en el país), además de la construcción de un cracker de propano y la modernización de uno de polietileno. Aún faltan definir los tiempos y lineamientos de los contratos.

Nicolás Borda, líder de la práctica de Energía de la firma de abogados Haynes and Boone, dijo que el principal riesgo es que se propongan contratos con lineamientos de operación y no por resultados, lo que puede limitar las inversiones de las empresas participantes.

Jugadores con capacidad

Alfa, Grupo Carso, Grupo México y Mexichem son de las firmas interesadas en hacer negocios con Pemex y las cuatro tienen una capacidad financiera conjunta de 4 mil 179 millones de dólares para inversiones.

Grupo México tiene una subisdiaria denominada Controladora de Infraestructura Petrolera México, con la cual dirige 10 empresas dedicadas a la operación de plataformas petroleras marinas. Tiene experiencia dando servicio de plataformas Jack ups para Pemex.

“Es un tema estratégico, por lo que estamos viendo no sólo participar (en servicios) para petróleo y gas, sino también en los farm-outs de Pemex (…). Queremos convertirnos no sólo en una empresa de perforación, sino también realizar inversiones de largo plazo en hidrocarburos”, dijo hace poco Xavier García de Quevedo, director y vicepresidente ejecutivo de la división de infraestructura de Grupo México ante analistas.

A través de Newpek, el conglomerado Alfa se dedica a la exploración y explotación de gas natural e hidrocarburos en el sur de Texas, Estados Unidos. Además, en México opera contratos de servicios para la exploración, desarrollo y producción de hidrocarburos, principalmente de gas para Pemex.

Raúl Millares, director de energía del conglomerado, dijo en conferencia de prensa reciente que están interesados en campos de gas. Aunque aclaró que todo dependerá de la estabilidad de los precios en el mercado internacional. Pemex ofrecerá 86 campos de este tipo en farm-outs.

Antonio Carrillo Rule, director general de Mexichem, comentó en una reunión con analistas del sector petroquímicvo que están interesados en nuevas alianzas con Pemex como la que tienen en Veracruz (Pajaritos) para la producción de etileno y sus derivados como el propano.
“Depende de la forma y como quieren que sean las asociaciones, si hay interés en participar más con ellos (Pemex) pero dependerá de que haga sentido en nuestro negocio”, aclaró.

Por su parte, Grupo Carso que controla la familia Slim, creó desde el año pasado su división Carso Energy, la cual a la fecha sólo tiene proyectos de gasoductos en México, pero busca oportunidades sobre la operación de Jack ups.

oportunidades.
alianzaestrategicas.