Empresas

¿Cuáles son las ‘letras chiquitas’ en los acuerdos?

De acuerdo con el corporativo Baker & McKenzie, alrededor de una cuarta parte de los acuerdos de fusiones y adquisiciones entre empresas no finalizan, debido a que los contratos consideran todas las posibles contingencias a las que está expuesta la transacción antes de llegar a su firma definitiva.
Leticia Hernández
12 noviembre 2015 23:26 Última actualización 13 noviembre 2015 8:58
Salud

Uno de los tratos que fracasaron fue el de Pfizer con AstraZeneca.  (Reuters)

Al menos una cuarta parte de los acuerdos de fusiones y adquisiciones no llegan a su fin por lo que los contratos consideran todas las posibles contingencias a las que está expuesta la transacción antes de llegar a su firma definitiva.

En varios casos se incluyen cláusulas que establecen una comisión pagadera por terminar el acuerdo u otras que consideran cambios materiales que imposibilitan al comprador seguir adelante en la transacción.

“Cuando un acuerdo nos llega a los despachos especializados, ya hay una alta probabilidad de que se concreten y aun así, en mi experiencia he visto que hay un factor de fracaso de entre un 25 al 35 por ciento. Se caen principalmente porque no se contempló al principio de alguna forma, algo que estaba oculto”, señaló Jorge Ruiz, socio de la práctica de Corporativo de Baker & McKenzie.

Ningún contrato de fusión o adquisición será igual a otro, ya que se trata de trajes a la medida buscando resguardar los intereses de ambas partes. Sin embargo, lo más importante es poner atención en las cosas que no se ven. “Aspectos que en un momento dado pueden afectar lo más importante que busca el accionista, que es el valor y éste se pierde principalmente porque las condiciones ante las que sometiste una fusión no eran como se pintaban”, explicó Ruiz a El Financiero y agregó que “en todas las operaciones se consideran contingencias, siempre se piensa que pueden existir y lo que es muy importante, que va en las ‘letras chiquitas’ de los contratos, es cómo vas a afrontarlas”.

Para estas contingencias se toman acciones como la retención de una parte del pago, disminuciones en el precio, se constituyen fideicomisos, cartas de crédito, entre otras. “Hay una serie de mecanismos que se activarían en caso de una contingencia que no haya estado prevista en el momento del cierre”, indicó.

En la actividad de fusiones y adquisiciones el marco contractual es muy universal, más no el marco legal que cambia según la jurisdicción. Los que lideran el mercado de este tipo son países más maduros como el Reino Unido y Estados Unidos.

“Nuestra recomendación para compradores o vendedores es que sean conscientes de los procesos”, apuntó Ruiz.