Empresas

Beneficio por acero ‘barato’ de China no
llega a transformadoras
ni a consumidores

Directivos señalaron que la entrada a México de acero chino a precios por debajo del costo de producción no ha significado un beneficio para las industrias como la de construcción o automotriz, y menos para los consumidores, pues el negocio se lo quedan las transformadoras del metal.
Axel Sánchez
07 julio 2015 21:37 Última actualización 08 julio 2015 7:42
Iron Master

La SE anunciará medidas para atacar la importación desleal de acero. (Tomada de www.ironmaster.com.mx)

La entrada a México del acero proveniente de china, a precios por debajo del costo de producción, no ha significado un beneficio para las empresas constructoras y armadoras de autos, pues el negocio se lo quedan las compañías que transforman el metal, de acuerdo con directivos de los sectores.

“Es uno de los insumos más importantes que tenemos. Si de pronto cambia el precio los veríamos reflejado en nuestros costos, pero últimamente han estado bastante estables. No hemos visto ahorros por este tema”, dijo Alonso Quintana, director general de ICA.

Según fuentes del sector, empresas como Ternium, Iron Master y Aceros San Fernando, dedicadas a la transformación de hierro y acero, compran el producto a precios de 300 dólares por tonelada, 100 o 115 dólares más barato que el producido en México, y luego lo transforman en piezas que venden a empresas automotrices, de construcción y otras manufactureras a precios de mercado.

“Estas compañías compran las láminas de acero barato y reducen sus gastos, las transforman en piezas que requieren la industria de la construcción o manufacturas como lavadoras y licuadoras, pero se las dan al mismo precio de siempre, no hay beneficio para ellos ni para los consumidores”, dijo Francisco Orduña, director de Comunicación de AHMSA.

Marco Medina, analista de Ve por Más, expuso que los costos de empresas energéticas como IEnova tampoco han cambiado, pues los precios de los gasoductos y oleoductos se mantienen estables.

Horacio Saldívar, director de compras de Nissan Mexicana, apuntó que la industria automotriz no tiene ahorros en la compra de acero especial automotriz, pues ellos lo adquieren en Estados Unidos con proveedores autorizados y bajo normas internacionales.

Sin embargo, Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), externó su preocupación por las medidas que está pidiendo la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y de Acero (Canacero) en torno a aplicar cuotas compensatorias a toda la cadena de valor del acero, lo cual afectaría a industrias como la automotriz, que tiene que importar 70 por ciento de lo que consume.

“Vemos con preocupación que un par de empresas presionen al gobierno para tomar medidas unilaterales”, dijo Solís.

En la industria de la construcción el acero representa hasta 50 por ciento de sus costos totales, mientras que en la automotriz puede ser hasta 65 por ciento y en otras manufacturas entre 35 y 50 por ciento.

Información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía muestra que los precios al productor de láminas de acero han disminuido más de 14 por ciento de enero a mayo del 2015 y se cotizan en más de 30 por ciento debajo de lo que costaban hace un año. Estas láminas y otros productos los adquieren las empresas transformadoras para venderlos a sus clientes en la industria manufacturera.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción expuso previamente que los industriales chinos son muy hábiles para burlar las medidas en México, por lo cual el gobierno federal debe cerrarles las fronteras ya que la importación de acero sigue arriesgando a miles de empleos.

La Secretaría de Economía (SE) dará a conocer esta semana un paquete de medidas para atacar puntualmente la problemática de la importación desleal de acero.

Actualmente, China ocupa el segundo lugar dentro de los países que importan acero a México.