Empresas

Conoce al 'cerillo'
que revolucionó
a Bodega Aurrerá

A los 16 años empezó como 'cerillito' en Bodega Aurrerá Toreo, ahora es vicepresidente senior de la cadena de autoservicios. Esta es su carrera en la tienda más importante de Wal-Mart de México.
Jesús Ugarte y Axel Sánchez
29 marzo 2016 23:6 Última actualización 30 marzo 2016 11:36
cerillo

cerillo (Especial)

José Luis Torres ya puede presumirle a sus nietos que empezando como cerillo llegó a ser el vicepresidente de Bodega Aurrerá, el formato de tienda más emblemático y que más aporta a los ingresos consolidados de Wal-Mart de México.

Con 57 años de edad y 41 de prestar sus servicios en el grupo, el ingeniero de profesión por la UAM fue buscador de precios, cajero y fue hasta 1981, a sus 23 años, cuando se le contrató de tiempo completo como auxiliar de personal en la entonces Cifra.

En la última década, Bodega Aurrerá se afianzó como el principal negocio de Wal-Mart en México, lo que fue posible con la estandarización de procesos, el lanzamiento de formatos pequeños para llegar a más comunidades del país y la creación del personaje con que se publicita: Mamá Lucha. Dichas estrategias tienen el sello de Torres.

En México, Bodega Aurrerá es el formato más exitoso de la firma, al aportarle más del 40 por ciento de sus ingresos consolidados.

1
José Luis Torres, vicepresidente senior Bodega Aurrerá

José Luis conoce las entrañas de la empresa que lo contrató cuando tenía apenas 16 años. Fue en 1974 empacador de productos (ahora cerillo) en las cajas de Bodega Aurrerá Toreo, que entonces pertenecía a Cifra, empresa presidida por Jerónimo Arango, que este año apareció en el ranking de Forbes como el sexto hombre más rico de México.

José Luis Torres, vicepresidente senior Bodega Aurrerá

“Trabajaba de tiempo parcial, los viernes, sábados y domingos... Los domingos trabajábamos menos tiempo por qué las tiendas cerraban más temprano en aquel entonces, yo iba entrar a la prepa, de ahí escalé a ser buscador de precios (figura que ya no existe ante la llegada de los verificadores electrónicos de precios)”, contó José Luis.

De buscador de precios, escaló a cajero para ganar más dinero y comprar su primer auto, y fue hasta 1981, a sus 23 años, cuando fue contratado de tiempo completo como auxiliar de personal.

De ahí decidió casarse e iniciar una familia. El ingeniero por la UAM y con diplomados de negocios en el IPADE e ITAM, continuó su desarrollo profesional, para llegar a ser gerente de varias tiendas, después director de distrito, regional y de operaciones, y llegar a ocupar el cargo de vicepresidente senior de Bodega Aurrerá.

Tengo muchas satisfacciones, como la creación y el lanzamiento de Mi Bodega Aurrerá en pequeñas comunidades, con una población de entre 10 mil y 15 mil personas, me tocó participar en la estrategia y uno no se imagina la alegría que puede generar en poblaciones donde no hay tiendas de autoservicio, ayuda a la economía local

Actualmente Aurrerá cuenta con 320 establecimientos de este formato en México. El vicepresidente senior de la cadena consideró que una de sus principales aportes fue la estandarización de procesos, lo que permitió tener una tienda fácil de operar. “Algo que trabajamos con Bodega fue tener una tienda fácil de operar, y donde sea fácil comprar.

El reto es hacer sencillo el trabajo a los asociados, tenemos 84 mil trabajadores donde tenemos que pensar como les facilitamos su labor”, explicó.

EL RETIRO

A un día del retiro, hacia adelante Torres piensa dar clases o talleres de lo que aprendió en tanto años. “Incluso, tengo una propuesta para seguir apoyando en la formación de talento dentro de Wal-Mart de México”, reveló.

El ejecutivo, que en 2010 fue galardonado como el “Empleado del Año” por Wal-Mart Stores, está convencido de que el futuro de Aurrerá está en seguir apostando por los formatos pequeños para llegar a más poblados de México y en el relanzamiento de Mamá Lucha.