Empresas

Conceden Inmunidad Antimonopolio
a las aerolíneas

La Inmunidad Antimonopolio se menciona en un documento adjunto al Convenio Bilateral sobre Transporte Aéreo entre México y EU, por lo que podrá ser usada por las aerolíneas que lo soliciten al Departamento de ese país y sólo este podrá concederlo, explicó José Luis Garza, director general de Interjet.
Claudia Alcántara
23 noviembre 2014 20:47 Última actualización 24 noviembre 2014 4:55
aviones

Aeroméxico y Delta solicitaron la incorporación de esta figura. (Archivo El Financiero)

Aunque no fue integrada dentro de las modificaciones al Convenio Bilateral sobre Transporte Aéreo entre México y Estados Unidos, firmado el pasado viernes, la figura de Inmunidad Antimonopolio (ATI, por sus siglas en inglés), que ampara este tipo de prácticas, podrá ser usada por las aerolíneas que lo soliciten, con previo acuerdo de las autoridades de transporte del gobierno estadounidense.

La petición de Aeroméxico y Delta de incorporar la figura de Inmunidad Antimonopolio dentro del acuerdo provocó la inconformidad de Interjet, Volaris y VivaAerobus, y a su vez que las negociaciones se ampliaran a una cuarta ronda.

José Luis Garza, director general de Interjet, explicó que la ATI se menciona en un documento adjunto al Tratado, denominado Memorandum of Consultation (MOC por sus siglas en inglés).

Así, las interesadas podrán solicitar Inmunidad Antimonopolios al Departamento de Estados Unidos y sólo corresponderá a este organismo concederlo de acuerdo a sus normas y políticas.

“No depende el Tratado bilateral de que el DOT otorgue una respuesta favorable a las solicitudes de ATI que reciba”, indicó Garza.

Con este texto, explicó, se eliminó la causa de inconformidad de Interjet y de otras aerolíneas nacionales, por lo que decidieron apoyar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Dentro del acuerdo no se consideran los cielos abiertos ni el cabotaje, sino que se abre el mercado aéreo bilateral a nivel de terceras y cuartas libertades y se eliminan las restricciones existentes.

Una vez que el Senado de la República apruebe las modificaciones al Convenio Bilateral, última fase del proceso, las aerolíneas mexicanas y estadounidenses podrán aumentar las frecuencias de rutas ya existentes entre ambas naciones, así como crear nuevas sin restricciones, lo cual elevará la competencia, apuntó Garza.

Por su parte, Juan Carlos Zuazua, director de VivaAerobus, consideró que la liberación de las terceras y cuartas, transformará la aviación en los siguientes 15 años.

El directivo puso como ejemplo que ahora en rutas como México-Houston podrán volar las aerolíneas que deseen hacerlo, y no nada más dos de cada país, como se hace actualmente.