Empresas

Compañías mexicanas ‘brincan el charco’

En Europa, 13 compañías mexicanas, entre ellas Mexichem, Alsea, América Móvil y Alfa, han invertido más de 4 mil millones de dólares en un año y medio aprovechando las valuaciones atractivas en países como España para realizar compras estratégicas y diversificar sus mercados.
Axel Sánchez
17 agosto 2014 21:41 Última actualización 18 agosto 2014 8:40
Empresas.

Empresas.

Impulsadas por adquisiciones a valuaciones atractivas y la oportunidad de incursionar en economías cuyos consumidores tienen un elevado poder adquisitivo y favorables perspectivas de mediano plazo, las empresas mexicanas han decidido acelerar su expansión o bien, dar el salto al mercado europeo, continente al que 13 compañías nacionales destinaron poco más de 4 mil millones de dólares el último año y medio.

Firmas como América Móvil, Mexichem, Alsea, Alfa, ADO, Cemex, Fibra Uno, Solartec y Metalsa hicieron inversiones recientes en países como España, donde están las mayores oportunidades según los expertos, pero también en mercados como Austria, Bélgica, República Checa o Rusia.

Desde la crisis económica desatada en 2009, KPMG ha registrado 25 operaciones de fusión o adquisición en las que han participado corporativos mexicanos y más de la mitad del volumen de transacciones en esa región se realizó dentro de 2013 y en lo que va de 2014.

Analistas exponen que actualmente la situación en Europa no es mejor que en Estados Unidos, el mercado por excelencia para la expansión internacional de las firmas mexicanas, pero tiene una perspectiva de crecimiento favorable en el mediano plazo.

“Esto les ha permitido a las empresas nacionales aprovechar la desaceleración económica actual para comprar a precios accesibles y prepararse para el eventual rebote de la economía de la Zona Euro”, dijo Dolores Ramón, analista de Ve por Más.

Rubén Cruz, socio de Fusiones y Adquisiciones de la consultora KPMG, explicó que la incursión de más firmas a Europa es un movimiento natural ante la crisis económicas en un mercado que sonaba muy lejano y donde la región (aún con crisis) tienen un alto poder adquisitivo.

LAS PRINCIPALES APUESTAS

Mexichem es uno de los mejores ejemplos de una empresa mexicana que ha aprovechado la situación económica actual de Europa para expandirse en este continente.

Con el reciente anuncio de compra de Vestolit y de Wavin en 2013, la petroquímica convertirá a Europa en su principal generador de ingresos, con 40 por ciento, desplazando a Estados Unidos.

Otro caso es Alsea, firma que llegó a un acuerdo con los accionistas de Grupo Zena para adquirir 71.76 por ciento del grupo español por 107 millones de euros (cerca de 143 millones de dólares), su primer paso al otro lado del Atlántico.

América Móvil sumó 51 por ciento del control de Telekom Austria, su más reciente aventura de negocios en Europa, tras liquidar una oferta por poco más de mil millones de dólares que culminó recientemente. Esto le da acceso a 45 millones de usuarios, de los cuales, 23.1 millones se encuentran en Alemania y 4.3 millones en Bélgica.

El conglomerado Alfa, a través de su subsidiaria Nemak, busca aprovechar la necesidad de desarrollo de la industria automotriz, por lo que invirtió 70 millones de dólares en una nueva planta de autopartes en Rusia, mientras que Alpek destinará también en ese país 300 millones de dólares para una planta de petroquímicos.

A su vez Sigma, el negocio de alimentos de Alfa, compró por 938 millones de dólares a Campofrío, la firma de carnes frías más importante del mercado español.

Grupo ADO también aterrizó en España con la compra de Grupo Avanza, línea de autobuses urbanos y foráneos, por 804 millones de dólares, según estimaciones de los analistas.

Da clic en la imagen para agrandarla

Estas compañías tienen presencia en más de un país del territorio europeo.