Empresas

CIBanco y Grupo
Sordo Madaleno
alistan novena Fibra

Fibra Hipotecaria sería la novena Fibra en listarse en la BMV, operará como acreedor y titular de créditos con garantía sobre inmuebles premium y los flujos que estos generen. El portafolio inicial de FIBHIOS contará con nueve propiedades, entre ellas Antara y Plaza Universidad.
Ana Valle
29 septiembre 2014 21:39 Última actualización 30 septiembre 2014 4:55
Plaza comercial Antara. (Cuartoscuro/Archivo)

El portafolio inicial incluye Antara y Plaza Universidad, en DF; y Angelópolis, en Puebla (Archivo El Financiero)

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) recibirá un nuevo Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces (Fibra) que buscará financiar proyectos inmobiliarios ya estabilizados o en construcción, Fibra Hipotecaria (FIBHIOS).

De concretarse, se tratará de la novena Fibra en listarse en la BMV y el segundo debut en este sector en lo que va del año, después de Fibra Prologis en junio pasado.

El Fideicomiso tendrá como presidente de su consejo a Luis Miguel Osio, quien además es miembro propietario del consejo de CIBanco y como director general a Juan José Sordo Madaleno, presidente de Grupo Sordo Madaleno.

De acuerdo con el prospecto de colocación disponible en la BMV, la Fibra realizará una oferta pública primaria de carácter global cuyo fiduciario será CIBanco y los agentes colocadores serán Santander, Bank of America y J.P. Morgan.

FIBHIOS será la primera Fibra que buscará otorgar financiamiento para la adquisición o construcción de inmuebles en México, mediante créditos garantizados de largo plazo y a tasa fija.

“A diferencia de otras Fibras tradicionales, en lugar de tener la propiedad de los activos fijos, Fibra Hipotecaría será acreedor y titular de créditos con garantía sobre inmuebles premium y los flujos que estos generen”, detalló el Fideicomiso en un comunicado.

El portafolio inicial de Fibra Hipotecaria contará con nueve propiedades con necesidades de financiamiento de 9 mil 721 millones de pesos y cuyos créditos tendrán un plazo de 30 años, con una tasa de interés fija de entre 9.45 y 9.60 por ciento, señala el prospecto.

A finales de 2016, se espera que los inmuebles de la cartera inicial tengan una superficie rentable de 356 mil 841 metros cuadrados.

Entre las propiedades se encuentran algunas ya estabilizadas administradas por Grupo Sordo Madaleno como Antara y Plaza Universidad en la Ciudad de México; Angelópolis y Luxury Hall en Puebla, las cuales obtendrán refinanciamientos; y otras como las oficinas de CI Banco y de Grupo DMI.

Además, incluirá proyectos en desarrollo y construcción como Adamar II, en Veracruz y Picacho, al sur de la Ciudad de México, los cuales obtendrían financiamiento por mil 580 y 600 millones de pesos, respectivamente.

El prospecto no detalla el precio, ni cantidad de Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios, aunque el documento dice que se espera levantar los recursos requeridos para financiar los inmuebles comprendidos en el portafolio inicial.

Analistas bursátiles destacaron lo novedoso de esta Fibra que en lugar de incluir a las propiedades en su portafolio, otorgará créditos para financiar expansiones, construcción o remodelaciones de las mismas.

“Se trata de una figura nueva en el mercado de Fibras, hay que ver qué recibimiento tiene en el mercado ya que desde la salida de Prologis se ha retomado el optimismo por estos instrumentos en el mercado”, dijo un analista.

Financiamiento de proyectos premium