Empresas

Charteras pierden 'altura' en México; disminuyen 77% su pasaje en 8 años

De enero a octubre de 2006 a 2014, el volumen de pasajeros en vuelos charter cayó 77%, de acuerdo con datos de la DGAC, debido principalmente al cambio por vuelos comerciales que son más rentables, la falta de Mexicana de Aviación y por la limitación de slots en el AICM.
Claudia Alcántara
21 diciembre 2014 18:18 Última actualización 22 diciembre 2014 4:55
[En noviembre, el número de pasajeros transportados  aumentó 5.9 por ciento./Bloomberg]

[En noviembre, el número de pasajeros transportados  aumentó 5.9 por ciento./Bloomberg]

Los vuelos charter han perdido ‘altura’ en el mercado mexicano debido a un mayor interés de las aerolíneas por hacer viajes comerciales, al considerarlos más rentables y por la limitación de slots en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

De enero a octubre de 2014, el volumen de pasajeros en vuelos charter cayó 16 por ciento, respecto a igual periodo de 2013, de acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Además, en el último lustro, el tráfico de viajeros en esta modalidad disminuyó 23 por ciento, al pasar de 1.6 millones de personas de enero a octubre de 2009, a 1.2 millones en el mismo periodo del presente año. Incluso, en 8 años, entre 2006 y 2014, considerando el mismo lapso de 10 meses, la baja fue de 77 por ciento.

Otro de los factores que han afectado este negocio es la ausencia de Mexicana de Aviación, así como el desinterés de grupos por contratar viajes especiales ante la disminución de las tarifas en los vuelos comerciales, aseguraron analistas y participantes del sector.

En las también llamadas operaciones de fletamento, una aerolínea renta sus aviones para aprovechar la disponibilidad de la capacidad en el transporte de grupos específicos, generalmente turísticos, comercializando los lugares a través de una agencia de viajes o mayorista.

En los aeropuertos que administra ASA, el tráfico de pasaje en operaciones charter tuvo en los últimos cinco años una caída del 45 por ciento, al ir de un millón de viajeros de enero a octubre de 2009, a 557 mil en igual lapso del 2014.

Agustín Cano, director general adjunto de Aviación Civil de la SCT, explicó que conforme se fue haciendo más constante la demanda de un vuelo charter, se perdió su esencia.

Por su parte, Francisco Madrid, director de la Escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac del Norte, destacó que la reducción de los vuelos charter obedece a una suma de factores, como la tendencia de las aerolíneas a consolidar sus operaciones regulares.

“Un charter era usado para probar una ruta y al paso del tiempo daría lugar a la entrada de vuelos regulares, hoy el mercado ya tiene una gran fortaleza en ciertos lugares”, agregó.

En destinos de playa nacionales, la cantidad de vuelos de fletamento de enero a octubre de este año se redujo 56.1 por ciento, al ubicarse en 679. Además, el pasaje bajó 73 por ciento, respecto a enero-octubre de 2013.

Hacia ciudades mexicanas, el número de vuelos nacionales en charter se ubicó en 315, un 2.2 por ciento abajo de los primeros 10 meses del 2013, sin embargo, los viajeros aumentaron 29.7 por ciento.

En el AICM, la saturación de espacios provoca que las aerolíneas decidan ocupar sus slots para vuelos regulares, relegando los charter, reconoció Sergio Romero, vicepresidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes.

En tanto, Jorge Hernández, presidente de la Federación Mexicana de Organizaciones Turísticas, expuso que la salida de Mexicana dejó rutas y slots disponibles, por lo que las aerolíneas decidieron dedicar la totalidad de sus equipos a vuelos comerciales.

Esto provocó la salida de operadores de vuelos de fletamento, como Viajes Liberación, la cual usaba los aviones de Aeroméxico.

Da clic en la imagen para agrandarla

“charteras”title=“dominan_el_cielo”