Empresas
P&r
Enrique Escalante Director General de Grupo Cementos Chihuahua

Cementos Chihuahua, ganador con Trump y dólar caro: CEO

Del total de los ingresos de GCC el 71% son en dólares, porcentaje que prevén que crecerá a 80% con la reciente compra que hizo de los activos de Cemex en Estados Unidos, y buscan una expansión aún mayor en ese país.
Jesús Ugarte y Francisco Hernández
22 noviembre 2016 22:9 Última actualización 23 noviembre 2016 4:55
Enrique Escalante. Director General de Grupo Cementos Chihuahua.

Enrique Escalante. Director General de Grupo Cementos Chihuahua.

Una de las empresas que se ve ganadora con el actual entorno de incertidumbre, provocado por el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, y el encarecimiento del dólar frente al peso es Grupo Cementos Chihuahua (GCC).

La razón es simple, del total de sus ingresos, 71 por ciento los genera en ese país, un porcentaje que crecerá a un rango de 75 a 80 por ciento con la compra reciente que hizo de los activos de Cemex en Estados Unidos.

“Estamos bastante tranquilos en GCC. Primero con respecto al dólar, ya tenemos 71 por ciento de nuestras operaciones en Estados Unidos, y ahora con la operación de los activos que le compramos a Cemex andaremos en el rango de 75 a 80 por ciento el año que entra, entonces consideramos que tenemos una cobertura natural contra la devaluación del peso; de hecho a GCC le beneficia un peso débil por los flujos que tenemos en dólares”, destacó Enrique Escalante, CEO de Grupo Cementos Chihuanua.

En entrevista con El Financiero, el ejecutivo apuntó que la estrategia de la compañía se centrará hacia adelante en una expansión aún mayor en el mercado estadounidense, donde prevé beneficios adicionales con la apertura en el sector energético anunciada el pasado lunes por Donald Trump.

“De la política de Trump de reactivar la industria de la energía, en lo que es petróleo, gas y carbón, nosotros estamos inmersos en estos sectores, tanto con esta nueva planta en Texas (la adquirida a Cemex) como con algunas otras en la región norte, que son cercanas a algunas plazas petroleras. Pensamos que nos veremos beneficiados con el repunte o reactivación de las áreas petroleras”, agregó Escalante.

También reveló que para el siguiente lustro podrían regresar a Sudamérica, vía la adquisición de activos. Hace algunos años GCC operó en Bolivia, aunque terminó desinvirtiendo en ese mercado.

Desde el pasado 8 de noviembre, cuando se conoció la victoria de Trump, el precio de acción de GCC ha subido 7.4 por ciento en la BMV. En contraste, Cemex y el principal indicador de la BMV han perdido 3.8 y 7.4 por ciento de su valor, respectivamente.

¿Qué tan expuesto está GCC al dólar caro y al entorno actual?

Estamos bastante tranquilos en GCC, primero con respecto al dólar, ya tenemos 71 por ciento de nuestras operaciones en Estados Unidos, y ahora con la operación de los activos que le compramos a Cemex andaremos en el rango de 75 a 80 por ciento el año que entra, entonces consideramos que tenemos una cobertura natural contra la devaluación del peso frente al dólar. De hecho, a GCC le beneficia un peso débil por los flujos que tenemos en dólares.

¿Fue una buena apuesta la compra de activos a Cemex?

Hemos tenido por muchos años una visión muy clara de seguir creciendo en Estados Unidos, nuestra propuesta tiene tres vertientes fundamentales: crecer en Estados Unidos, en el área de cemento y en mercados contiguos a la zona donde actualmente operamos, pues nos da la ventaja competitiva de todo el esquema de distribución que ya tenemos. Entonces esta adquisición (de las plantas de Cemex) incide en las tres al mismo tiempo.

¿Se sienten cómodos con sus niveles de deuda?

Muy cómodos, la estrategia de GCC es crecer vía adquisiciones, las cuales financiamos con deuda y como saben, tenemos una política de endeudamiento muy prudente, estábamos en 1.42 veces (deuda neta a EBITDA) antes de la adquisición, llegamos a 2.68 veces (con el nuevo crédito para la compra de activos a Cemex) y pensamos que en dos años más estaremos nuevamente en los niveles de 1.4 veces.

Observamos crecimientos importantes en las ventas de cemento en México, ¿qué factores han incidido?

En los mercados en los que participamos hemos tenido un crecimiento muy importante en el sector comercial, por ejemplo, en el estado de Chihuahua vemos la construcción de muchos centros comerciales, hoteles, edificios industriales y no descartamos tampoco el crecimiento que ha tenido la vivienda.

¿En qué países ven oportunidades para realizar nuevas adquisiciones?

En forma de exploración hemos visitado Perú, Guatemala y Bolivia, aunque no tenemos especificado en qué país podríamos estar realizando las inversiones. En unos dos años podríamos estar viendo algunas oportunidades.

¿Qué escenario ven en materia de precios en México y Estados Unidos para lo que resta del año y en 2017?

Este año hemos tenido incrementos robustos en los dos países, en Estados Unidos ya llevamos tres años de subidas, en 2017 también vemos una buena perspectiva sobre todo en la Unión Americana ya que hay muchas casas y proyectos. Se ve que hay apetito de la industria para un incremento en los precios.

¿Han pensado en lanzar un follow-on para ser más bursátiles en la BMV?


No, los accionistas de GCC han preferido seguir con su estrategia de crecer a base de deuda, no tienen (pensado) ahorita, al menos en el corto plazo, hacer ninguna emisión, ningún follow-on.

Respecto a la mayor bursatilidad, creemos que se puede lograr con la venta que haga Cemex, con esa operación ya tendríamos aproximadamente un 48 por ciento de los papeles en circulación (floating), pues pensamos que ya van a haber suficientes acciones en el mercado para que se reconozca el valor real de GCC.