Empresas

Casinos 'apuestan' por crecer más pese a regulación obsoleta

El director de Relaciones Institucionales de Codere dijo que sus planes de expansión se mantienen a pesar de la regulación, a la espera de concretar al cierre de este año la apertura de dos casinos más de los 90 que tiene en México. 
Itzel Castañares
25 julio 2017 9:16 Última actualización 25 julio 2017 9:16
casino

casino (Shutterstock)

En el último lustro, los ingresos en pesos de los casinos de Codere, la firma de entretenimiento de origen español que tiene presencia en México desde hace casi 20 años, se han incrementado 35.1 por ciento al llegar a 6 mil 816.9 millones de pesos (329.8 millones de euros) desde los 5 mil 42.9 millones de pesos (291.5 millones de euros) reportados por la empresa en 2011, a pesar de que la regulación para este tipo de actividad está vigente desde hace 70 años.

Carlos Zamudio, director de Relaciones Institucionales de Codere, comentó en entrevista con El Financiero que, a pesar de la regulación, sus planes de expansión se mantienen, a la espera de concretar al cierre de este año la apertura de dos casinos más de los 90 que tiene en el país, tras una inversión de 43.6 millones de pesos en 2016 para la renovación de máquinas y salas.

“Regulación tenemos, y aunque en algunos casos resulta excesiva y en otros insuficiente, nosotros cumplimos con todo; pero lo que sucede en realidad en el mercado, y no es privativo de Codere, es que se invierte menos. Si revisas la inversión que hay en México contra otros países, es menor en promedio y eso sucede por no haber una regulación adecuada, entonces la gente busca arriesgar menos”, comentó.

Actualmente, la firma española tiene en trámite cuatro solicitudes para la apertura de casinos, cuya aprobación depende tanto de autorizaciones locales como de la Secretaría de Gobernación, la autoridad que otorga el permiso, la cual está sujeta a una aprobación estatal o local muy específica, y a veces a regulaciones municipales.

Otro de los aspectos que han impactado a los casinos, de acuerdo con el directivo, son los niveles de violencia en el país. Al respecto, asegura que si bien hay zonas en el país donde no pueden abrir salas de juego, cumplen con las medidas de protección civil.

Codere, además de operar en la ‘Madre Patria’, tiene presencia en Italia, Argentina, Panamá, Colombia, Uruguay, Brasil y México con un total de 55 mil 60 máquinas, de las cuales 19 mil 184 están en el país, siendo el que mayor número de equipos tiene.

Asimismo, desarrolla operación de apuestas ‘online’ en España, México y Brasil.

En México cuenta con 85 puntos de apuesta. Además, Codere es propietaria de Centro Citibanamex (operada por CIE), la Granja de las Américas, el Hipódromo de las Américas y el Foro Corona, entre otros.

En el marco de la presentación del libro “Diagnóstico del marco Normativo y Tributario de los juegos con apuestas” Mauricio González Gómez, presidente del Grupo de Economistas Asociados (GEA), comentó que por cada mil millones que pudiera tener el crecimiento del sector de juegos y apuestas en ingresos, se generarían alrededor de 13 mil empleos adicionales en el país.

“Eso triplicaría además la participación del PIB nacional, que actualmente es de 0.14 por ciento. Es un periodo de varios años, supongamos que se pudiera aumentar el tamaño, y así hablamos de 28 mil millones de pesos adicionales que abonarían a la economía nacional”, comentó.

En los últimos 15 años se han presentado nueve iniciativas para emitir una nueva regulación del juego, no con la intención de reformar una parte específica, sino que se genere una nueva ley, comentó por su parte ara Ezequiel González Matus, experto del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Por su parte Gabriela Ríos Granados, investigadora de la misma institución, detalló que, a diferencia de otros países, en México no hay una agenda definida para este tipo de actividades recreativas, por lo que sugiere que debe generarse una entidad autónoma que regule la actividad para eliminar factores que conduzcan a la ilegalidad.

En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) no reporta los datos desglosados del gasto en este tipo de actividad y no hay datos duros sobre los juegos de apuesta ‘online’, una actividad incipiente en el país, revelaron los expertos.

Tampoco Hacienda ni el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reportan a cuánto ascienden las pérdidas por juegos ilegales.

El estudio presentado tomó como referencia las regulaciones que existen en países como España, Estados Unidos y Reino Unido.

: