Empresas

Casi listo gasoducto que construye IEnova en Sonora

La primera fase del Gasoducto Norte Noroeste que construye  IEnova está prácticamente concluida, esto significa que la obra ya está en la última etapa de preparación y pruebas para entregar el combustible en la nueva planta de ciclo combinado de la Comisión Federal de Electricidad.
Demian Duarte /corresponsal
10 septiembre 2014 15:0 Última actualización 10 septiembre 2014 15:27
Gasoducto en Sonora (Demian Duarte)

El gasoducto esta poe entrar a la fase de operación. (Demian Duarte)

HERMOSILLO, Sonora.- La primera fase del Gasoducto Norte Noroeste, que construye la empresa Infraestructura Energética Nova (IEnova) está prácticamente concluida y por entrar en fase de operación, en tanto que el ensamble de la obra continúa un ritmo de dos kilómetros diarios, lo que lo pone ya en las inmediaciones del municipio de Hermosillo.

Esto implica que para fin de este mes de septiembre, la obra que trasladará 7 millones de metros cúbicos de gas natural diarios ya está en la última etapa de preparación y pruebas para entregar el combustible en la nueva planta de ciclo combinado que la Comisión Federal de Electricidad ha construido para generar energía eléctrica a partir del mes de octubre.

De hecho desde la frontera con Arizona se reporta que está listo para conectarse con la red que atravesará Sonora el nuevo gasoducto de 97 kilómetros, denominado “Sierrita”, que operará la firma Kinder Morgan, un gasoducto que construyó la japonesa Mitusbishi y en el que se invirtieron 200 millones de dólares para un trayecto de 97 kilómetros desde la ciudad de Tucson, hasta la región de El Sásabe, en donde se interconectará con el gasoducto que construye y opera IEnova.


La firma IEnova invierte 1 mil 100 millones de dólares en el gasoducto que atraviesa Sonora, en un proyecto que inicio su construcción hace poco más de un año y que ya alcanza 300 de un total de 780 kilómetros que comprenderá su trazo y que recorre la entidad de norte a sur, pues desde El Sásabe hasta Hermosillo atraviesa la región noroeste del estado, en donde el mayor reto ha sido construir sobre el desierto y con temperaturas y condiciones extremas que alcanzan los 55 grados de temperatura durante el verano.

En una visita de inspección que El Financiero realizó por la zona en donde se desarrollan los trabajos de construcción, se pudo constatar que el gasoducto se ubica a solo 35 kilómetros de la zona urbana de Hermosillo y que además el armado y baje del mismo avanza a ritmo acelerado hacia su segundo objetivo que es la zona Guaymas-Empalme, en donde se abastecerá a una segunda central eléctrica de ciclo combinado, que actualmente está en proceso de licitación y que se conoce como “Guaymas II”.

Algunos de los factores que saltan a la vista además de la rapidez, es el uso de tecnología de punta y de personal altamente calificado en las labores de unión, soldadura, verificación, baje y sellado del gasoducto, proceso en el que está involucrado personal mexicano, personal de la India e ingenieros italianos que se han especializado.