Empresas

Cancún cumple 46 años como destino turístico

El destino turístico enfrenta retos como el crecimiento poblacional, rezagos social y carencia de servicios, refieren hoteleros.
Norma Anaya / corresponsal
20 abril 2016 20:23 Última actualización 20 abril 2016 20:32
Etiquetas
Cancún celebra su cumpelaños 46. (Cortesía)

Cancún celebra su cumpelaños 46. (Cortesía)

CANCÚN, Quintana Roo.- Cancún, el primer Centro Integralmente Planeado (CIP) del país, llega a su 46 aniversario con alrededor de 30 mil llaves hoteleras y un éxito turístico mundial indiscutible, pero también con crecimiento poblacional, rezagos social y carencia de servicios, que anteponen retos importantes a considerar para encontrar un equilibrio.

A pesar de ser un destino joven y con una población que se estima en un millón de habitantes, enfrenta en proporción problemas propios de grandes urbes que deben atenderse con prontitud para asegurar su futuro turístico y como ciudad, lo que inclusive, comenzó a generar un movimiento tendiente a la sustentabilidad.

Carlos Gosselín Maurel, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, reconoció que Cancún es una ciudad muy joven, pero “requerimos control gubernamental, cuidado de la inversión y todo lo que tiene”, y se refirió incluso al aeropuerto de la ciudad que reportó al cierre de 2015, un total de 19 millones de pasajeros.

Sumó los más de 30 mil cuartos hoteleros cuyo valor “ya no es patrimonio de los propietarios, es un bien de los propietarios, pero es patrimonio del país, del estado y el destino”.

“Cancún es como un adolescente, el niño es muy bonito cuando es bebé, hasta que comienza a ser adolescente y le crecen más las orejas, la nariz y los pies”, afirmó.

Por ello, subrayó que los hoteleros y la ciudad en su conjunto “tenemos que cuidar enormemente la ecología, no en el absurdo, sino en la realidad, los hoteleros y la autoridad debemos velar por que las cosas se hagan de manera clara y justificada”.

Agregó que el hecho de que “todos velemos por el destino”, tampoco es caer en extremismos, pues tan negativo es el extremo que impide que se realicen las cosas, cuando necesitamos que se realicen y el que quiere realizarla puede cumplir con los lineamientos adecuados, como también el que quiere hacer las cosas y como no puede, las haga aunque después deba pedir perdón”.

Se refirió al caso Malecón Tajamar, el hotel que se pretendía construir en la zona hotelera, el crecimiento en todo el borde de la Laguna Nichupté, que ahora está llena de negocios. “Tenemos que cuidar todo eso. Tiene que haber voluntad ciudadana, de la autoridad y los inversionistas”.

Por su parte, Vicente Ferreyra, director general de Sustentur, comentó que el principal reto es trabajar para una gestión sustentable a nivel destino, como ya lo hacen otros sitios líderes, hay que tener una visión común a futuro y alinear los esfuerzos público, privado y de social hacia este tema.

Asimismo, llamó a conformar un Comité de Gestión de Destino (en Riviera Maya ya existe) que integre los esfuerzos de todos y se reúna mensualmente para ver avances.

Dijo que es necesario hacer un diagnóstico de sustentabilidad, alineado ya sea a los Criterios Globales de Turismo Sostenible (GSTC, el organismo internacional reconocido por Organización Mundial de Turismo para el tema) o alguna certificación como Earthcheck (como ya lo hace Riviera Maya y que al final está también alineado a los GSTC).

Dijo que es momento de generar un plan de acción e involucrar a todos los actores. Un Observatorio de Turismo (Honduras tiene uno alineado a la OMT) de la mano con alguna Universidad local que dé seguimiento, haga monitoreo y evaluación.

“Se puede, destinos masivos como Lanzarote o Barcelona ya lo han hecho, y en México lo hacen destinos como Huatulco y localmente, la Riviera Maya está dando los primeros pasos”, concluyó.

: