Empresas

Cae venta de autos 19% en concesionarias de BC

Salvador Gutiérrez González, secretario de la Unión de Concesionarios de Automóviles Nuevos destacó que a pesar de que a nivel nacional las ventas aumentaron en dos por ciento, en el estado los números fueron negativos.
Israel Ibarra / corresponsal
18 mayo 2014 15:26 Última actualización 18 mayo 2014 15:26
autos

autos

TIJUANA - En el primer cuatrimestre de 2014 la venta de autos en las agencias de Baja California ha disminuido en un 19 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2013, señaló Salvador Gutiérrez González, secretario en esta frontera de la Unión de Concesionarios de Automóviles Nuevos.

“Estamos tratando de averiguar qué pasó en materia automotriz, no nada más en nuevo, sino también en seminuevo, pues ha disminuido en un 19 o 20 por ciento en lo que va del año en todas las marcas, depende de cada ciudad (en Ensenada subió un poco, mientras en Mexicali y Tijuana ha bajado la compra)”.

Recordó que en diciembre, antes de que subiera el IVA al 16 por ciento con la homologación, fue mes récord de ventas y después cayeron.

A nivel nacional aumentaron un 2% las ventas, sin embargo, en el estado los números fueron negativos.

Destacó que el 80 por ciento del parque vehicular registrado en Baja California es de 10 años de antigüedad o más, entonces el 20% es menor a 9 años, lo que representa un mercado importante para la Unión de Concesionarios.

Ante la situación buscan incentivos temporales y apoyo del gobierno estatal para que no les cobre el impuesto ISAN a los autos nuevos y la tenencia a las personas morales (las físicas no pagan en Baja California). A nivel nacional buscan aumentar el límite de 207 mil pesos para recibir dinero en efectivo.

LOS AMPARADOS NO SON NOTICIAS

El secretario de la Unión de Concesionarios Salvador Gutiérrez González señaló que son factores económicos los que están influyendo en la caída de las ventas en Baja California, más que las importaciones de autos usados de Estados Unidos, algunas de ellas a través de amparos.

“Los amparados que estaban en Mexicali no es noticia nueva, estaban viendo que iba llegar a la Suprema Corte la posibilidad de tumbar los amparos, pero es práctica de muchos años”, consideró.

En relación a su renta, recordó que hace muchos años se conocieron los “vendefacturas” para la importación y actualmente puede suceder que quienes tienen un amparo cobran por hacer uso de él, por ejemplo los que son usados para evitar que les pidan la revisión ambiental en la Aduana.

“Hay amparos vigentes y es lo que nosotros como Unión muchas veces buscamos que la autoridad de la alguna manera tumbe para atraer equidad”, expuso; y agregó que en determinado momento pudieran verse afectados por una competencia desleal en la venta de autos seminuevos.

La diferencia es que los amparos protegen a quienes los tienen para no cumplir con ciertos aspectos de la ley al momento de importar. Explicó que un amparo fuerte que hubo fue contra los precios estimados que evitaban que devaluaran la factura para la importación y dejaba valores inamovibles para pagar impuestos.


LA IMPORTACIÓN ESTÁ LIBERADA

Gutiérrez González explicó que en México gracias al Tratado de Libre Comercio de América del Norte desde 2004 cualquier persona puede importar un auto nuevo y en frontera se pueden importar para la franja fronteriza carros usados hasta 5 años después de que salieron de la agencia, o sea los modelos 2009.

Recordó que para el 2019 cualquier automóvil entrará a México, siempre que sea de Estados Unidos o Canadá, en 5 años se abrirá el ingreso totalmente de acuerdo al TLC, por lo que están obligados a ser más competitivos.

Sin embargo, indicó que cada marca de automóviles tiene reglas para proteger el mercado, no es tan fácil importar uno nuevo de Estados Unidos, porque hay normas políticas entre las marcas.

ALIANZA FRONTERIZA DE VENDEDORES DE AUTOS USADOS

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Tijuana y líder de la Asociación de Vendedores de Autos Usados, Gilberto Leyva Camacho, anunció la creación de un bloque de cámaras fronterizas contra las medidas anunciadas contra su sector a finales de marzo por el presidente Enrique Peña Nieto.

Recordó que en Aduanas quieren imponer mayores requerimientos ambientales, físicos y mecánicos para la importación de autos usados y obligar a que las unidades estén en excelentes condiciones.

El presidente de los comerciantes denunció que atrás de la medida hay un acuerdo de la presidencia de la República con las armadoras y vendedores de autos nuevos, pero la medida resultará contraproducente.

“Los ricos pueden comprar autos nuevos, los pobres no”, expuso.

Señaló que en el Centro no distinguen qué es un auto “chocolate”, por esa razón en lugar de decomisar las unidades que entrar ilegalmente al país con placas americanas a través de los “zopilotes” (personas con papeles americanos que meten las unidades a México), se van contra los vendedores legales.

Explicó que al vendedor establecido lo hacen cumplir con la norma ambiental y el resto de impuestos, mientras quienes los meten directo y amparados no lo hacen.

“Para poder elaborar un pedimento nos hacen anexar el smog check, sin embargo, quienes los cruzan no lo sacan (los importan amparados)”, dijo.

Dio a conocer que que van a apoyarse en los diputados y senadores de la frontera norte, sin importar el partido político, porque es necesario tener precios justos para la importación de carros usados, debido a que en ocasiones sale más cara que el vehículo.

Denunció que el problema se ha extendido hasta Sinaloa, donde están llenos de autos con placas americanas a la venta, pero parece que no lo ve el gobierno y ahora quiere ahorcar aún más a quienes lo hacen legalmente.

Dio a conocer que la autoridad mexicana en ningún momento ha tenido algún acercamiento con los líderes de la venta de autos usados, todo lo realizaron con los concesionarios de las marcas de autos nuevos.